Estudian posibilidad de reflotar barco japonés hundido en Hawaii

La armada norteamericana reinició este lunes los trabajos de inspección del barco japonés hundido en las costas de Hawaii tras ser colisiondao por el submarino nuclear Greeneville. Con sofisticadas máquinas, los técnicos estudian la posibilidad de reflotar la embarcación y recuperar así a nueve desaparecidos que se creen estarían en su interior.

19 de Febrero de 2001 | 13:08 | Agencias
HONOLULU, Hawai.- La Armada de Estados Unidos retomó este lunes, tras superar problemas técnicos, la inspección del barco japonés hundido en una colisión con el submarino estadounidense Greeneville.

Los miembros de la tripulación del barco estadounidense Salvor bajaron anoche un segundo robot para búsqueda en profundidad, 14,5 kilómetros al sur de Diamond Head, ya que el primer robot está siendo reparado.

La Armada utiliza sumergibles no tripulados para evaluar la posibilidad de sacar a flote al Ehine Maru, de 57 metros de eslora, hundido minutos después del choque con el submarino estadounidense Greeneville, el 9 de febrero.

Las familias de nueve hombres y adolescentes, a quienes se sigue reportando como desaparecidos, están presionando a Estados Unidos para que recupere la embarcación japonesa si esa es la única forma de recobrar los cuerpos que pueden haber quedado en el casco.

"La Armada estadounidense nunca ha sacado a flote un barco de estas dimensiones, si fuese necesario, sería una labor colosal", dijo la capitana de corbeta Jane Campbell. Los vídeos logrados por el primer robot mostraron que el barco está en buenas condiciones, asentado derecho sobre el fondo marino a una profundidad de más de 600 metros, pero la Guardia Costera dijo que no se han determinado los daños.

La Armada dijo también que es posible que los robots sean demasiado grandes para penetrar en el naufragio y recuperar cadáveres que pudieran estar adentro, especialmente si la nave no se partió. El Ehime Maru, un barco comercial pesquero y de capacitación, se dirigía a una zona de pesca, 483 kilómetros al sudeste de Oahu, cuando el Greeneville emergió rápidamente golpeándolo. Veintiséis personas sobrevivieron, pero no hay indicios de las nueve restantes.

El sábado, la Armada anunció que realizará la investigación administrativa de alto nivel que se concentrará en el desempeño de los tres principales oficiales del submarino. Los resultados de la pesquisa podrían llevar a cortes marciales si se determina alguna responsabilidad del capitán de la nave y dos de sus oficiales de mayor rango.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores