Siguen problemas en cárceles brasileñas: Reos huyen de penal en Sao Paulo

Cuatro presos huyeron hoy de la cárcel municipal de Itapetininga, ciudad del interior del estado brasileño de Sao Paulo, pese a las severas medidas adoptadas por el gobierno regional para impedir que se repitan las rebeliones que tienen en crisis al sistema penitenciario desde el pasado domingo.

24 de Febrero de 2001 | 13:02 | EFE
SAO PAULO.- Cuatro presos huyeron hoy de la cárcel municipal de Itapetininga, ciudad del interior del estado brasileño de Sao Paulo, pese a las severas medidas adoptadas por el gobierno regional para impedir que se repitan las rebeliones que tienen en crisis al sistema penitenciario desde el pasado domingo.

El gobierno de Sao Paulo dispuso que 60.000 policías refuercen la seguridad en los presidios durante los días de Carnaval ante las amenazas que han hecho los presos de realizar nuevas rebeliones y el temor de que los carceleros inicien una huelga.

Entre el domingo y el viernes pasados se registraron en el estado de Sao Paulo 32 rebeliones -29 de ellas simultáneas y coordinadas-, que dejaron 20 muertos, en su mayoría presos asesinados por sus propios compañeros.

El refuerzo de seguridad dispuesto por el gobierno regional y las medidas adoptadas para impedir nuevas rebeliones no impidieron que se registrara la fuga de hoy en la cárcel de Itapetininga.

Los cuatro prófugos, según la policía, limaron los barrotes de una de las celdas que da acceso al principal patio del centro carcelario y, en la madrugada, atravesaron un alambrado que los separaba de la calle.

De acuerdo con el gobierno regional de Sao Paulo, además de la fuga, la única novedad que se ha registrado en las cárceles de Sao Paulo en las últimas horas fue la protesta realizada por las mujeres de 20 presos de la Casa de Detención de Carandirú, el mayor presidio de América Latina debido a sus 10.000 internos.

En protesta por la decisión del gobierno de prohibir las visitas durante los días de Carnaval, las 20 mujeres durmieron la noche del sábado frente a la puerta de la Casa de Detención, aunque no provocaron ningún incidente.

El secretario de Administración Penitenciaria de Sao Paulo, Nagashi Furukawa, aseguró hoy que el gobierno regional está preparado para impedir cualquier rebelión y que no cree posible que se registre algún motín durante el Carnaval.

Según el funcionario, la policía está en estado de alerta, al igual que los trabajadores del sistema penitenciario, quienes, pese a que ayer aprobaron una huelga para exigir mejores condiciones de trabajo, aplazaron la hora cero de su protesta hasta el 12 de marzo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores