Colin Powell y Arie Sharon: la violencia debe terminar

En su gira por Medio Oriente el Secretario de Estado norteamericano se reunió con el nuevo Primer Ministro israelí para hablar sobre las conversaciones de paz. Powell pidió al líder del Likud mejorar las condiciones de vida de los palestinos en respuesta a la petición de éste terminar con la intifada para reanudar el diálogo.

25 de Febrero de 2001 | 08:16 | Agencias



JERUSALEN.- El secretario de Estado de EEUU, Collin Powell, y el Primer Ministro electo de Israel, Ariel Sharón, expresaron hoy la necesidad de que cese la violencia en los territorios palestinos para que se pueda avanzar en el proceso de paz.

Pero mientras Sharón puso como condición para reanudar las negociaciones de paz que el líder palestino, Yaser Arafat, haga terminar la "intifada", que se prolonga ya cinco meses, Powell pidió al líder del Likud que Israel contribuya a ello aliviando las penosas condiciones de vida que sufren los palestinos por el estricto cierre impuesto a Cisjordania y Gaza y otras medidas de castigo.

Ambos ofrecieron una rueda de prensa conjunta al término de la entrevista que mantuvieron esta mañana en el hotel King David de Jerusalén, en el marco de la gira por Oriente Medio de Powell, quien nada más llegar anoche a Israel se reunió con el todavía primer ministro, Ehud Barak.

Powell expresó a Sharón el compromiso de la Administración Bush de seguir desempeñando un papel destacado para ayudar a Israel y los palestinos a avanzar en el proceso de paz. "EEUU sigue apoyando la continuación de negociaciones directas entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina en base a las resoluciones de la ONU 242 y 338", dijo Powell. "Nuestro objetivo inmediato es animar a las dos partes en la situación actual a restaurar la confianza entre ellas, lo que se necesita de manera desesperada, y a volver a la coordinación y la colaboración" en materia de seguridad, señaló.

Pero agregó que "EEUU no puede tomar por ellos las difíciles decisiones" que se requieren para hacer la paz, y reiteró que "estamos comprometidos a desempeñar un papel destacado" de mediación "y por eso he hecho este primer viaje como secretario de Estado a esta parte del mundo".

Powell dijo que había discutido con Sharón la actual escalada de la violencia y los pasos que se deben dar para que esta cese, y dijo que hablará sobre lo mismo esta tarde con el líder palestino, Yaser Arafat, cuando se reúna con él en la ciudad cisjordana de Ramala.

Sharón, por su parte, reiteró que cuando asuma el poder sólo reanudará las negociaciones con la ANP "si cesa la violencia y el terrorismo".

Sharón agregó que Israel aliviará el cierre de los territorios palestinos "si Arafat da ciertos pasos". "Le he dado detalles al secretario de Estado sobre los pasos que voy a dar, en la medida en que haya pacificación, para aliviar la situación económica de la población palestina", dijo Sharón.

Acerca de la posición de Sharón de no negociar un acuerdo final para la creación de un Estado palestino, sino sólo acuerdos interinos con la ANP, Powell dijo que "debemos dar a Sharón la oportunidad de formar su Gobierno y ver qué propuestas hace, según cómo esté la situación de seguridad cuando asuma el poder".

Powell señaló que "el pueblo de Israel tiene derecho a vivir entre fronteras seguras y reconocidas internacionalmente, en paz con todos sus vecinos", y reiteró a Sharón que Washington seguirá dando asistencia a Israel en materia de seguridad.

"Es un momento de transición democrática en Israel, pero quiero que los israelíes sepan que las relaciones entre EEUU e Israel, que duran tantos años, no podrán romperse, y que EEUU está comprometida con la seguridad de Israel de forma sólida y lo seguirá estando con la Administración Bush", dijo. Powell y Sharón también abordaron en su entrevista la potencial amenaza que suponen para la región los regímenes de Irak e Irán.

Pero la búsqueda de unidad frente a Sadam Husein, que ha sido el principal objetivo de la gira del jefe de la diplomacia estadounidense especialmente en los países árabes que visita, ha quedado en segundo plano en Israel ante el conflicto en los territorios palestinos.

Powell se va a reunir con el presidente de Israel, Moshé Katsav, y por la tarde lo hará con Arafat en Ramala, mientras varias organizaciones islámicas y nacionalistas palestinas han declarado una huelga de cuatro horas en protesta por la visita del secretario de Estado tras el reciente bombardeo de EEUU y el Reino Unido contra instalaciones próximas a Bagdad.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores