Laboristas acuerdan integrarse a gobierno de Sharon

En medio de un conflicto interno por la derrota en las elecciones del 6 de febrero y tras una ardua discusión de su comité político, el Partido Laborista accedió este lunes a integrar un gobierno de unidad nacional con el Primer Ministro electo Ariel Sharon.

26 de Febrero de 2001 | 16:46 | Agencias
TEL AVIV.- El Partido Laborista accedió este lunes por votación a formar gobierno con el Primer Ministro electo Ariel Sharon, informó el secretario del partido Raanan Cohen.

La votación se produjo tras una tormentosa convención partidista, marcada por la angustia causada por el fracaso del proceso de paz con los palestinos y la aplastante derrota electoral reciente.

Cohen anunció que el 67 por ciento votó a favor de incorporarse al gobierno y que el 32 por ciento se opuso, pero menos de la mitad de los 1.675 miembros del comité central del partido participó.

Desde su abultada victoria electoral del 6 de febrero sobre el Premier Ehud Barak, Sharon ha tratado de formar un gobierno de base amplia para proyectar la imagen de unidad frente a la violencia palestina. La incorporación del laborismo también suavizaría la imagen de Sharon como un intransigente de corte militarista.

Una de las figuras del laborismo, el estadista Shimon Peres, a quien Sharon quiere como ministro de Relaciones Exteriores, se manifestó a favor de incorporarse al nuevo gobierno de Sharon. Peres dijo que el laborismo podría influir sobre el gobierno para continuar el proceso de paz con los palestinos.

Pero otros laboristas argumentaron que el laborismo tendrá minoría de votos frente al Likud derechista de Sharon y sus aliados, y que desaparecerá como fuerza moderada en el panorama político israelí.

Las encuestas indican que tres cuartas partes del pueblo israelí favorecen un gobierno de unidad con ministros laboristas en papeles prominentes, incluyendo Peres, laureado con el Premio Nóbel de la Paz.

Sin embargo, la convención del partido acaparó la tarea de escoger los ministros que aportará el partido al gabinete, rechazando la lista de los dirigentes. Los ministros serán escogidos el jueves, dijeron funcionarios del partido.

Barak había sopesado la idea de desempeñarse como ministro de defensa de Sharon antes de decidir renunciar como presidente del laborismo y retirarse de la política, dejando acéfalo el movimiento.

Peres -ex Primer Ministro, veterano político israelí y forjador de los acuerdos de paz con los palestinos- trató de despejar los temores sobre la política intransigente de Sharon. En su discurso en el comité hizo notar que el borrador de programa de la coalición contenía una referencia a las conversaciones de paz a base de las resoluciones de las Naciones Unidas, que instan a Israel a ceder los territorios que conquistó en la guerra a cambio de paz.

Los lineamientos de la propuesta coalición fueron redactados en forma difusa, de manera de zanjar la profunda brecha ideológica existente entre los partidos Laborista y Likud, de Sharon. Este dijo que no les entregaría a los palestinos más territorios que los que ya controlan en Cisjordania y la franja de Gaza. Los laboristas les habían ofrecido un estado en casi toda Cisjordania y la franja de Gaza, más ciertos barrios árabes de Jerusalén.

A los laboristas se les prometieron siete carteras del gabinete de 30, lo que no les permitiría influir mucho en la conformación de la agenda gubernamental. Sharon dijo que se sentía confiado en que se pudiera formar pronto una amplia coalición y señaló que ya se había desperdiciado mucho tiempo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores