Rusia se aferra al "turismo" para continuar su programa espacial

Una ruta de "taxis" y un "hotel" podría incluir el programa de la Estación Espacial Internacional (ISS) si se considera la propuesta que haría el país en la reunión de representantes de las naciones constructoras de la ISS. El primer turista espacial, en todo caso, sería el norteamericano Dennis Tito.

27 de Febrero de 2001 | 13:28 | EFE
MOSCU.- Rusia se aferra al "turismo cósmico" para seguir en la carrera espacial y exige a Occidente que le deje abrir una ruta de "taxis" y un "hotel" en la Estación Espacial Internacional (ISS, según sus siglas en inglés).

Un portavoz de la Agencia Aeroespacial Rusa (AAR) anunció hoy que Rusia defenderá con fuerza el proyecto para enviar turistas en sus naves a la Estación Internacional.

Según la fuente, este es uno de los temas que planteará Rusia en la reunión de representantes de los países constructores de la ISS que comienza esta semana en Houston, Estados Unidos.

El portavoz explicó que este asunto debe incluirse en la agenda porque Rusia tiene planes de enviar al espacio al primer turista el próximo mes de abril, cuando una nave rusa Soyuz-TM visite durante varios días la estación orbital.

El candidato es el estadounidense Dennis Tito, quien para convertirse en el primer turista espacial de la historia pagó 20 millones de dólares, que Rusia necesita para financiar su participación en la ISS.

Tito, de 60 años, terminó estudios en la Universidad Aeroespacial de EE.UU. y durante cinco años trabajó en la NASA en programas relacionados con vuelos de aparatos automáticos no tripulados a Marte y Venus.

Inicialmente, debió viajar a la estación espacial rusa Mir, pero el vuelo se anuló después de que Moscú decidiera poner fin a este proyecto espacial y hundir el ingenio en aguas del Pacífico en marzo próximo.

Para no cancelar el viaje de Tito y no perder el dinero, el pasado 30 de enero el director de la AAR, Yuri Kóptev, firmó con el estadounidense un nuevo contrato, por el que éste viajará al espacio en una nave rusa y se alojará en el módulo ruso de la ISS.

Tito cumplió un curso completo de capacitación en el centro ruso "Yuri Gagarin" de preparación de cosmonautas.

Una comisión médica certificó que el candidato se encuentra en condiciones físicas para realizar el vuelo espacial, tras superar una dolencia pulmonar en una clínica rusa.

"Tito cumple todas las condiciones de salud y de conocimientos técnicos para realizar un vuelo al espacio", subrayó el portavoz de la AAR.

La Agencia rusa planea que Tito acompañe a los rusos Talgát Musabáyev y Yuri Baturin durante las dos semanas que permanecerán en la ISS a finales de abril.

Al tiempo, fuentes oficiales rusas no descartan la posibilidad de que el vuelo de Tito desencadene un serio conflicto con el resto de países que participan en la construcción de la ISS.

"Realizamos enérgicas consultas con nuestros colegas de la ISS para demostrar que este vuelo se debe realizar sin falta", anunció la semana pasada el director de la Agencia rusa.

Kóptev admitió que el vuelo de Tito "no gusta a todos", pero resaltó que Rusia insistirá hasta el final en que la excursión se realice, hasta poner sobre el tapete su propio papel en el proyecto.

Fuentes no oficiales cercanas al programa espacial ruso revelaron que las discrepancias entre Rusia y Occidente son muy serias, pero que la AAR no piensa modificar bajo ninguna circunstancia su actitud respecto a Tito.

"Rusia ha reiterado que es asunto suyo quién viaja en sus naves y visita su segmento en la ISS, pero los colegas extranjeros, especialmente la NASA y la Agencia Europea del Espacio, no están de acuerdo", afirmó hoy la agencia oficial Itar-Tass.

Añadió que "formalmente, la NASA y la Agencia Europea cuestionan las condiciones de seguridad para civiles en el espacio, pero en realidad demuestran su preocupación de que Rusia se convierta en pionera del turismo espacial".

Según la agencia, si las partes no logran un acuerdo respecto a Tito, Rusia puede incluso verse obligada a abandonar el proyecto internacional por falta de medios para financiar su participación en los trabajos de la ISS.

Un eventual retiro de Rusia de este proyecto significaría cambios notables para su finalización, porque hasta el momento los rusos son responsables del envío de más de la mitad de las naves que transportarán los otros segmentos para el laboratorio espacial.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores