Sharon tiene dificultades para coalición mientras sigue Intifada

Ariel Sharón está encontrando dificultades para formar un gobierno de coalición con los laboristas y con sus aliados de la derecha por el reparto de las carteras, a pesar de la presión que supone la continuación de la "intifada" palestina.

28 de Febrero de 2001 | 06:51 | EFE
JERUSALEN.- El "halcón" Ariel Sharón está encontrando dificultades para formar un gobierno de coalición con los laboristas y con sus aliados de la derecha por el reparto de las carteras, a pesar de la presión que supone la continuación de la "intifada" palestina.

Sus aliados naturales de la derecha y de partidos religiosos, con quienes el Likud comenzó anoche las negociaciones para la unidad, han planteado toda una serie de exigencias y chantajes para aceptar integrar un ejecutivo amplio y estable.

Los laboristas, por su parte, que ya dieron el "sí" a la coalición en un tormentoso debate de su Comité Central, se reunirán de nuevo el viernes para elegir a los ocho ministros que entrarán al ejecutivo de Sharón.

Según han acordado, habrá dos rondas de votaciones. En la primera los más de 1.500 miembros del Comité Central elegirán a los ministros de Asuntos Exteriores, Defensa y Agricultura, y en la segunda se nombrará a los otros cinco ministros, pero sin asignarles una cartera determinada.

En el Likud, entretanto, empieza a cundir una cierta insatisfacción porque Sharón está entregando las mejores carteras a los potenciales socios de coalición y dejando a su propio partido con los restos.

En los contactos que comenzaron anoche en la oficina del alcalde de Jerusalén, Ehud Olmert, del ala más derechista del Likud, los potenciales socios derechistas impusieron sus condiciones.

El partido de los inmigrantes rusos Israel BaAliya, de Natán Sharanski, exigió como condición previa para negociar su ingreso en un ejecutivo de unidad nacional que se le entregue la cartera de Interior.

Por su parte, el bloque de la ultraderecha nacionalista Unión Nacional-Israel Beitenu exigió recibir la presidencia de la comisión legislativa del Parlamento para entrar en el ejecutivo de Sharón.

El partido ultrarreligioso sefardí Shas, tercera fuerza política de Israel, también aspira a la cartera de Interior que reclama Sharanski.

Sharón consultará hoy con el equipo negociador del Likud, tras lo cual se reanudarán los contactos con los distintos partidos.

Mientras se desarrollan las gestiones para la unidad en Israel, desde que el día 6 de febrero Sharón derrotase de manera aplastante al laborista Ehud Barak, la "intifada" en Gaza y Cisjordania entró hoy en su sexto mes, en una espiral violenta de acción y reacción.

Esta mañana fue herida de extrema gravedad en Gaza una niña palestina de cinco años, cuando su jardín de infancia fue alcanzado por proyectiles de grueso calibre disparados por un tanque israelí.

En Cisjordania, las milicias palestinas lanzaron un nuevo ataque a tiros contra un grupo de israelíes que construían una carretera cerca de la ciudad de Kalkilia, hiriendo leve a uno.

El gobierno saliente de Barak está respondiendo con brutalidad a los ataques de milicianos contra soldados y colonos, disparando con tanques contra zonas habitadas y reforzando las medidas de "castigo colectivo" contra los más de tres millones de habitantes palestinos, cercados en sus poblaciones, lo que no hace sino aumentar la determinación palestina de luchar contra la ocupación.

El Ejército israelí se plantea ahora buscar cobertura legal para las patrullas armadas de colonos que han comenzado a actuar en los territorios ocupados, alegando que al no tener medios prácticos para evitarlas es mejor que estén coordinadas por los militares.

El Ejército impuso un cierre total a la ciudad de Kalkilia (norte de Cisjordania) igual que anoche había impuesto el toque de queda en un pueblo cercano a Ramala tras un ataque armado que causó tres heridos israelíes.

Después de ese ataque, el Ejército israelí respondió disparando con tanques, y un palestino de 53 años murió mientras dormía en su casa, alcanzada por la artillería.

Ahmed Abdel Rahman, asesor del presidente Arafat, dijo hoy que "esta grave escalada militar israelí contra nuestro pueblo es un mensaje de que Israel sólo tiene la opción del poder militar ciego y de mas asesinatos".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores