EE.UU. suspenderá deportaciones y promete ayuda a salvadoreños

Estados Unidos permitirá que los salvadoreños indocumentados permanezcan por 18 meses en Estados Unidos como ayuda al país centroamericano que se recupera de dos devastadores sismos.

03 de Marzo de 2001 | 08:52 | AP
WASHINGTON, 3 (AP) - Estados Unidos permitirá que los salvadoreños indocumentados permanezcan por 18 meses en Estados Unidos como ayuda al país centroamericano que se recupera de dos devastadores sismos.

El anunció fue hecho ayer por el presidente George W. Bush tras reunirse con su colega salvadoreño Francisco Flores. Bush también reveló nuevos compromisos de ayuda estadounidense de hasta más de 100 millones de dólares.

"Esto es sumamente importante para nosotros porque permitirá que las familias salvadoreñas aquí en Estados Unidos envíen ayuda a las familias en áreas devastadas de nuestro país", destacó Flores al salir de la Casa Blanca donde se reunió con Bush.

La extensión del denominado "estatus de protección temporaria" de sus compatriotas que viven ilegalmente en Estados Unidos contribuiría tanto como la ayuda norteamericana directa, subrayó Flores.

El dinero que envían los salvadoreños que trabajan en Estados Unidos es fundamental para la economía de su nación. El Servicio de Inmigración y Naturalización ya había suspendido la deportación de 1.100 salvadoreños tras el terremoto del 13 de enero, seguido por otro exactamente un mes después.

Bush se comprometió a brindar un paquete de asistencia de dos años para la reconstrucción _con 52 millones de dólares este año además de la misma cantidad o más para el próximo. "Esto nos permitirá reconstruir nuestros sistemas de agua, la infraestructura básica y la vivienda, que es tan importante para las 200.000 familias que han perdido sus viviendas", destacó Flores.

En una declaración, Bush expresó la obligación de Estados Unidos de "llevar ayuda a aquellos en otras naciones que se esfuerzan después de un desastre, para reconstruir sus viviendas y sus vidas".

Tras los terremotos, la comunidad internacional acudió con prontitud en ayuda de los damnificados y desamparados.

Pero Estados Unidos respondió con lentitud. Hasta el momento envió unos 10 millones de dólares, muchos menos que los 60 millones en ayuda de emergencia y 98 millones para la reconstrucción que proveyó cuando en 1986 el país fue sacudido por un terremoto de menor intensidad.

Los terremotos causaron pérdidas equivalentes a 3.000 millones de dólares, que siguen aumentando a medida que continúan sus replicas.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores