El TPI pone en duda que Yugoslavia tenga la intención de entregar a Milosevic

La fiscal del Tribunal Penal Internacional para crímenes de guerra en la ex Yugoslavia, Carla del Ponte, dudó ayer de la convicción del presidente Vojislav Kostunica para detener a su predecesor, Slobodan Milosevic.

04 de Marzo de 2001 | 09:08 | Agencias
PARÍS/BELGRADO.- Carla del Ponte se entrevistó en enero pasado con Vojislav Kostunica y ayer, en unas declaraciones a Radio France International, emitió un juicio negativo de esas conversaciones. "Cuando nos dimos la mano, sentí que no estaba nada contento de verme", afirmó la fiscal del TPI.

Las declaraciones de la letrada de las Naciones Unidas llegan en un momento en que Yugoslavia debate si debe entregar o no a Milosevic para que sea juzgado en La Haya por el tribunal que juzga los crímenes de guerra en la antigua Yugoslavia. El cerco se estrecha cada vez más sobre el ex presidente yugoslavo, pero Kostunica aún pedía calma ayer sobre el proceso de arresto del dictador, que no parece tan inminente como días atrás.

El nuevo presidente yugoslavo, que el viernes había reconocido que no podría hacer nada para impedir la extradición de Milosevic si ésta fuese tramitada, ayer advirtió que un juicio a su antecesor podría desencadenar un nuevo ciclo de venganza política.

En una entrevista publicada en el diario "Danas", Kostunica insiste en que debe respetarse la ley en el proceso contra Milosevic y debe evitarse un juicio propagandístico que tense la cuerda entre los seguidores del ex jefe de Estado y las fuerzas democráticas. "Los que hoy están en el poder, mañana puede estar en la oposición", declara Vojislav Kostunica.

Pese a los rumores de detención inminente de Milosevic en Belgrado, la fiscal Carla del Ponte dijo a Radio France Internacional que, en caso de que llegue, no espera que se produzca hasta finales de año. "Es difícil que sea procesado cuando las investigaciones siguen abiertas", matizó la fiscal, quien continúa dudando de las intenciones del nuevo régimen democrático serbio: "No están preparados para hacer un juicio a Milosevic por sus crímenes de derecho común".

Del Ponte piensa acudir en mayo al Consejo de Seguridad de la ONU para que tome las medidas oportunas si Yugoslavia no coopera. "Esta cooperación depende de una ley interna que para ser aprobada debe pasar por el Parlamento yugoslavo, y creo que habrá grandes dificultades para que se apruebe en el Parlamento", añadió Del Ponte. La fiscal también ha criticado que la OTAN y Estados Unidos no hayan sido capaces de detener, en los últimos cinco años, a Radovan Karadzic, ex líder político de los serbios de Bosnia.

En Belgrado se habla de la detención, o al menos el interrogatorio de Milosevic en los próximos días, pero el presidente Kostunica parece más decantado por la idea de juzgarle en Yugoslavia por sus casos de corrupción que entregarlo a las autoridades occidentales para que sea juzgado en La Haya.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores