Sharon asumió como nuevo Primer Ministro israelí

Después de transcurrido 32 días de su aplastante elección, el líder del derechista partido Likud prestó juramento como nuevo Primier Ministro hebreo ante la Knesset, entidad que ratificó su gobierno de unidad nacional con la aprobación de 72 de sus miembros.

07 de Marzo de 2001 | 18:08 | Agencias
JERUSALEN.- El líder de la derecha israelí, Ariel Sharon, y su Gobierno de unión nacional fueron investidos en la noche de este miércoles por la Knesset (Parlamento) por 72 votos contra 21.

Sharon, el ex general de línea dura a quien los árabes han considerado siempre un belicista, ha surgido como un hacedor de la paz en el frente político israelí.

El líder derechista juró como Primer Ministro después de obtener la aprobación parlamentaria para el "gobierno de unidad" de siete partidos que configuró tras ganar por abrumadora mayoría las elecciones israelíes del 6 de febrero.

Un consenso nacional sobre la necesidad de restaurar la seguridad de los israelíes, sacudida por una insurrección palestina de cinco meses contra la ocupación, allanó la senda para que Sharon unificase a enemigos políticos en una alianza gobernante.

Conocido por su arrolladora forma de abrirse paso en todos los asuntos, Sharon ofreció una imagen más amable y bondadosa durante la campaña que llevó a su victoria electoral sobre el ahora ex Primer Ministro Ehud Barak, del Partido Laborista.

Los comerciales televisados durante la campaña mostraron a Sharon, del derechista partido Likud, paseando en su granja del sur de Israel, asistiendo a sus nietos y a pequeños animales de su granja.

Desde su elección, ha sido gentil anfitrión de empresarios y activistas políticos. La imagen pública reflejó lo que hasta sus más enconados opositores políticos han dicho en privado desde hace mucho: a nivel personal, Sharon puede ser un lobo con piel de oveja.

Sharon ha forjado una admirable vuelco político desde la noche, hace 18 años, en que renunció como ministro de Defensa luego de que una investigación estatal lo responsabilizó de la matanza de refugiados palestinos por milicianos cristianos aliados de Israel en dos campamentos aledaños a Beirut

Muchos de los votantes que permitieron la abrumadora victoria electoral de Sharon no habían siquiera nacido o eran apenas bebés cuando el entonces general encabezó la divisiva invasión del Líbano, en junio de 1982.

La matanza posterior en los campamentos de refugiados de Sabra y Chatila, en Beirut, en septiembre de 1982, cuando los dos sitios estaban acordonados por las fuerzas israelíes, está grabada en la memoria de los árabes.

Los palestinos acusan ahora a Sharon de provocar la actual oleada de violencia en Cisjordania y la Franja de Gaza, por su visita del 28 de septiembre de 2000 en Jerusalén a un sitio sagrado tanto para judíos como para musulmanes.

Sharon rechaza cualquier responsabilidad por la insurrección o intifada palestina, que estalló después del fracaso de las conversaciones de paz israelí-palestinas auspiciadas por Estados Unidos, y dice que la violencia debe parar antes de que se reanude cualquier negociación.

Combatiente de los árabes

El corpulento guerrero de imponentes zancadas e intensos ojos azules ha sido, desde hace mucho, una espina en el costado de los palestinos. Como líder de una unidad de comandos israelíes en la década de 1950, Sharon encabezó incursiones de represalia contra palestinos que montaban ataques transfronterizos desde Jordania.

Después de la guerra de 1967, Sharon desarrolló lo que los palestinos consideraron una despiadada persecución de guerrilleros en la Franja de Gaza, en la que cientos de viviendas fueron destruidas.

Considerado desde hace mucho por sus superiores como un elemento difícil de controlar, Sharon dejó el ejército en junio de 1973 para adentrarse en la política y contribuyó a fundar el Likud, que ahora lidera.

Fue reactivado en octubre de 1973, después que Egipto y Siria lanzaron ataques contra las fuerzas de ocupación israelíes en el Sinaí y los Altos del Golán.

Sharon surgió de los combates como un héroe de guerra, al haber liderado sus fuerzas blindadas a través del Canal de Suez hacia territorio egipcio. Una foto del general, con su cabeza vendada mientras montaba el asalto, es parte de la memoria colectiva de Israel.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores