"Marcos": EZLN está dispuesto a "desaparecer" por la paz

"Lo que tiene que hacer un movimiento armado es plantear el problema y hacerse a un lado. Eso es lo que estamos logrando con éxito después de siete años. Realmente nos hemos hecho a un lado, los municipios autónomos son tan autónomos que ni a nosotros nos hacen caso", aseguró el líder zapatista.

11 de Marzo de 2001 | 14:33 | EFE
MÉXICO.- El líder de la guerrilla zapatista, el "subcomandante Marcos", aseguró que el EZLN "está dispuesto a desaparecer" si logra una paz verdadera en Chiapas, en el sur de México.

En una entrevista con el periodista mexicano Julio Scherer, difundida anoche por la cadena Televisa, "Marcos" reconoció que la violencia es inútil, "pero uno no se da cuenta hasta que la ejerce y la padece".

"Lo que tiene que hacer un movimiento armado es plantear el problema y hacerse a un lado. Eso es lo que estamos logrando con éxito después de siete años. Realmente nos hemos hecho a un lado, los municipios autónomos son tan autónomos que ni a nosotros nos hacen caso", aseguró.

"Marcos" dijo que los zapatistas están dispuestos a firmar la paz y que no les espanta hacerlo con un Gobierno de derechas porque "nuestro problema no es ese, sería igual si fuera la izquierda electoral la que estuviera en el poder".

Según el "sub", como se conoce popularmente al líder zapatista, una de las señales de que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional está dispuesto "a transitar de la vida clandestina a la vida pública" es el nombramiento como interlocutor ante el Congreso de Fernando Yáñez, que ha estado alejado durante años de la organización armada.

"Estamos tratando de convencer al otro, en este caso al Gobierno federal, de que estamos dispuestos a resolver esto y a hacerlo rápido, pero que necesitamos una serie de señales. Nosotros damos unas, si no las ven es que todavía no le hallamos el modo político, pero voluntad no nos ha faltado", declaró "Marcos".

El "subcomandante" rechazó la invitación que le hizo el presidente de México, Vicente Fox, para reunirse con él en la residencia oficial de Los Pinos, por considerar que se trata "de una trampa".

"El Ejecutivo está tratando de convertir un movimiento serio, reivindicativo, en un evento de horario triple A (máxima audiencia)", declaró.

Según el líder del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), los pueblos indígenas de México no ganarían nada de un encuentro entre él y el presidente, "quien con esa foto (de la reunión) confundiría a mucha gente".

"Las comunidades indígenas perderían porque todo el movimiento que se levantó finalmente sería trivializado", opinó el jefe rebelde.

Una delegación de 23 comandantes zapatistas, encabezados por el "subcomandante", culminarán hoy una marcha por la paz con dignidad que empezó el 25 de febrero pasado en Chiapas (sur de México) con un multitudinario acto en el zócalo de la capital.

En la entrevista, "Marcos" aseguró que es sincero cuando dice que está dispuesto a dialogar para alcanzar la paz en Chiapas, pero advirtió de que no cederá en las tres condiciones impuestas por el EZLN para reiniciar las negociaciones con el Ejecutivo, suspendidas desde 1996.

La guerrilla exige el repliegue de siete posiciones militares de la zona de conflicto, la liberación de todos los zapatistas presos y la aprobación de una iniciativa de Ley de Derechos y Cultura Indígena para retomar el diálogo.

"No podemos ceder en las tres condiciones porque si cedemos faltamos a la palabra y eso quiere decir que estaríamos en posibilidad de subir nuestras demandas, y la garantía que tiene el Gobierno de que no vamos a subir nuestras demandas es que no las vamos a bajar", explicó "Marcos".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores