Las autoridades japoneses tratan de apaciguar el pánico de nueva crisis bancaria

El ministro de los servicios financieros, Hakuo Yanagisawa, descartó de inmediato la posibilidad de que el sector bancario sea arrastrado al borde de la bancarrota, como le ocurrió en 1998, lo cual obligó al Estado a crear un fondo de 70 billones de yenes (583.000 millones de dólares) para recapitalizar los establecimientos más expuestos a la quiebra.

15 de Marzo de 2001 | 08:18 | AFP
TOKIO.- Las autoridades japonesas trataban este jueves de calmar los temores de que el país se hunda como en 1998 en una nueva crisis bancaria, surgidos a raíz de una advertencia de la Agencia de evaluación Fitch IBCA, sobre la solidez de los grandes establecimientos financieros nacionales.

La caída de los títulos bancarios se tradujo por un nuevo retroceso bursátil durante la sesión matinal de este jueves, en la que perdió un 1,4 por ciento para establecerse en 11.674,32 Puntos.

El ministro de los servicios financieros, Hakuo Yanagisawa, descartó de inmediato la posibilidad de que el sector bancario sea arrastrado al borde de la bancarrota, como le ocurrió en 1998, lo cual obligó al Estado a crear un fondo de 70 billones de yenes (583.000 millones de dólares) para recapitalizar los establecimientos más expuestos a la quiebra.

"No es racional la ola de ventas de títulos desencadenada en Japón y Estados Unidos ante la inquietud por la salud de los bancos japoneses", declaró Yanagisawa ante una comisión del Senado.

El ministro proyecta anunciar antes de fin de mes un programa para ayudar a los bancos a acelerar la eliminación de sus créditos sospechosos.

Los mercados se inquietan por la caída de los índices bursátiles porque puede acarrear a los bancos pérdidas en sus carteras de títulos, lo que les impediría hacer frente a sus créditos y pondría en peligro su capacidad para devolver los fondos que recibieron del Estado hace tres años.

Para socorrer a los bancos, el Gobierno proyecta crear organismos parapúblicos encargados de comprar las participaciones cruzadas que los bancos y las grandes empresas están cediendo actualmente para mejorar sus balances de fin de ejercicio (31 de marzo).

El ministro de Finanzas, Kiichi Miyazawa, trató d tranquilizar a los operadores anunciándoles que su ministerio va a cubrir por completo las pérdidas que puedan sufrir estos organismos paragubernamentales.

Según Yanagisawa, el ministro indicó en una reunión de crisis con el jefe del Gobierno, Yoshiro Mori, que "si surgen pérdidas en la venta de las participaciones de las instituciones financieras y empresariales al órgano de compra, el Ministerio de Finanzas las cubrirá mediante medidas presupuestarias".

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores