Justicia española decide que Gussinsky permanezca en prisión

La máxima instancia judicial española decidió este viernes que el magnate de los medios de comunicación ruso Vladimir Gussinsky, deberá regresar a prisión hasta que se decida -la próxima semana- sobre el pedido de extradición emanado desde Moscú. En los fundamentos de la decisón de hoy, se consideró que Gussinsky podría evadir la acción de la justicia si permance en libertad.

16 de Marzo de 2001 | 09:56 | AFP
MADRID.- La Audiencia Nacional, principal instancia penal española, decidió este viernes mantener en prisión al magnate de la prensa rusa Vladimir Gussinski, mientras emite su decisión final sobre la petición de extradición formulada por Rusia, informaron fuentes judiciales.

"Mientras el Tribunal estudia y adopta la decisión procedente sobre la extradición interesada por la Federación Rusa, subsiste el riesgo de sustracción a la acción de la Justicia" de Gussinski, alega la sala de lo penal de la Audiencia Nacional en su auto, ordenando el mantenimiento en prisión del dueño del grupo de prensa Media-Most.

"Es una mala noticia, muy negativa", indicó a la AFP uno de los abogados de Gussinski, Domingo Plazas, pues "esto significa que el tribunal tiene muy serias dudas sobre el caso". La sección cuarta de la sala de lo penal debe hacer pública la próxima semana su decisión sobre la solicitud de extradición y será entonces cuando, tanto la fiscalía como la defensa, podrán presentar eventuales recursos de apelación ante el pleno de la Sala de lo Penal.

En caso de que se autorizara la extradición, el sumario sería elevado al Consejo de Ministros para la decisión final. Durante su audiencia del jueves, Gussinski declaró a los jueces que lo que realmente estaba en juego en la aceptación o no de la solicitud de extradición rusa era la libertad de prensa en ese país.

"Ustedes tienen en sus manos el mando a distancia de la libertad de expresión en Rusia, con dos botones, encendido o apagado", dijo a los jueces españoles.

Detenido en España el pasado 12 de diciembre por orden de las autoridades rusas, Gussinski pasó diez días en arresto preventivo antes de ser liberado por el juez de instrucción Baltasar Garzón, quien le impuso una fianza de 6 millones de euros (5,3 millones de dólares) y un estricto control judicial en su villa de Sotogrande, en el litoral sur de España.

Su libertad condicional bajo vigilancia fue revocada el lunes pasado y fue encarcelado en la prisión madrileña de Valdemoro (centro), con el objeto de garantizar su comparecencia, el jueves, ante el tribunal encargado de examinar la solicitud de extradición rusa.

El grupo de prensa ruso Media-Most está en guerra abierta con el Kremlin, al que acusa de querer hacerse con el control de este grupo mediático independiente, el único que logra una audiencia nacional con su cadena de televisión NTV.

Según el rotativo español El País, el Primer Ministro israelí Ariel Sharon y su predecesor Ehud Barak intercedieron ante el jefe del Gobierno español, José-María Aznar, en favor de la liberación de Gussinski, quien tiene también la nacionalidad israelí y es vicepresidente del Congreso Judío Mundial y presidente del Congreso Judío Ruso.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores