Presidente argentino busca recomponer su desmembrada coalición

El nombre del ex ministro de Economía Domingo Cavallo, actualmente jefe del partido centroderechista Acción por la República, era mencionado con creciente frecuencia en todas las combinaciones posibles para sacar al gobierno de Fernando de la Rúa de su actual atolladero político.

18 de Marzo de 2001 | 12:22 | Agencias
BUENOS AIRES.- El Presidente Fernando de la Rúa y su reducido círculo de confianza estaban abocados el domingo a recomponer la coalición oficialista, desmembrada el viernes por renuncias de ministros y funcionarios en rechazo del nuevo programa de austeridad, basado fundamentalmente en fuertes recortes en los gastos de educación.

El nombre del ex ministro de Economía Domingo Cavallo, actualmente jefe del partido centroderechista Acción por la República, era mencionado con creciente frecuencia en todas las combinaciones posibles para sacar al gobierno de su actual atolladero político.

Pero la incorporación de Cavallo al gobierno presentaba complicaciones, particularmente por las condiciones que habría puesto quien fue canciller y luego ministro de Economía del ex Presidente peronista Carlos Menem entre 1989 y 1996.

Otra variante abierta para De la Rúa es un acercamiento a algún sector del fragmentado peronismo, especialmente al grupo más derechista que responde al ex Presidente Menem.

El programa de ajuste, por unos 2.000 millones de dólares este año, anunciado el viernes por el ministro de Economía Ricardo López Murphy, provocó la salida del gabinete del llamado "sector progresista" de la coalición Alianza, disconforme porque las principales podas presupuestarias afectaban a la educación pública y a las universidades estatales.

Renunciaron los ministros del interior y de educación, Federico Storani y Hugo Juri, del sector más avanzado de la Unión Cívica Radical (UCR), el partido de De la Rúa. Y también dimitieron todos los integrantes del centroizquierdista Frente del País Solidario (Frepaso), representados por el ministro de Desarrollo Social, Marcos Makón y por una decena de funcionarios de alto nivel.

El titular de la UCR, el ex Presidente Raúl Alfonsín, actualmente en Estados Unidos, se abstuvo de criticar públicamente las medidas, pero sus allegados dijeron que estaba "furioso" con el curso económico elegido por De la Rúa, con quien mantiene tensas relaciones.

Alfonsín y el jefe del Frepaso, el ex vicepresidente Carlos Alvarez, ratificaron la continuidad de la Alianza, particularmente en el Congreso. Pero las renuncias indicaron que De la Rúa, con su actual curso económico, seguramente perderá la precaria mayoría que su gobierno tenía en la Cámara de Diputados, donde los legisladores del Frepaso y buena parte de los radicales anticiparon que no apoyarán el paquete económico. El Senado está controlado por la oposición peronista.

Cavallo se encontraba el domingo en Santiago de Chile, para asistir a la reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Desde que se desencadenó esta crisis mantuvo total silencio público, aunque sus amigos confirmaron que recibió una formal propuesta de De la Rúa para asumir la cartera de interior, que rechazó.

El segundo de Cavallo, Guillermo Francos, declaró el domingo que el ex ministro "no está analizando su ingreso al gobierno", pero rehusó dar más detalles.

Se asegura que Cavallo discrepa a López Murphy por no haber buscado consenso previo para su programa y que consideraría incompatible la permanencia de ambos en un gabinete. Los diarios locales aseguran que Cavallo aceptaría la cartera de economía, siempre y cuando pudiera cubrir cargos claves con personas de su confianza.

Cavallo también reclamaría la reincorporación al gobierno del jefe del Frepaso, Alvarez, posiblemente a la jefatura de gabinete, para garantizar mayor sustentación política al gobierno. Pero el nombre del ex vicepresidente provoca rechazos en el grupo de amigos y asesores que rodea a De la Rúa y gravita sobre sus decisiones.

Paradójicamente Cavallo provoca mayores resistencias dentro de la moderada UCR que en el Frepaso, ubicado más a la izquierda, donde el ex ministro es considerado un economista más heterodoxo y flexible que López Murphy.

Algunos analistas políticos sostienen que las renuncias de radicales "progresistas" y de integrantes del Frepaso era un objetivo buscado hacía meses por el entorno del presidente.

El diario La Nación informa hoy que los hombres de negocios se mostraron satisfechos por el alejamiento del Frepaso. Uno de ellos, Eduardo Escasany, titular del Banco Galicia, comentó que "me parece que de esto puede surgir un gabinete mucho más homogéneo".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores