Nuevos actos de violencia opacan esfuerzos de paz con palestinos

Ariel Sharon, quien asumió el cargo de Primer Ministro con la promesa de garantizar la seguridad a Israel, se encuentra en Estados Unidos tratando de conseguir respaldo a su iniciativa de mantener suspendido el proceso de paz hasta que cese la violencia.

19 de Marzo de 2001 | 13:17 | AP
JERUSALEN.- Un conductor israelí murió el lunes alcanzado por las balas de presuntos francotiradores palestinos y el cadáver de otro fue hallado cerca de la frontera con el Líbano, en los primeros asesinatos de judíos desde que el primer ministro Ariel Sharon asumió el poder.

En otro ataque, los palestinos lanzaron morteros desde la Franja de Gaza a localidades israelíes durante la madrugada hiriendo a un soldado.

Sharon, que asumió el cargo de Primer Ministro con la promesa de garantizar la seguridad a Israel, se encuentra en Estados Unidos tratando de conseguir respaldo a su iniciativa de mantener suspendido el proceso de paz hasta que cese la violencia.

Tras su arribo a Washington, Sharon señaló que los contactos con los palestinos han sido reanudados, pero que éstos no constituyen un relanzamiento de las negociaciones.

"Estos esfuerzos son muy importantes para poder reducir la tensiones", señaló Sharon antes que ocurrieran los más recientes atentados.

Mientras, el ministro israelí de Defensa, Binyamin Ben-Eliezer acusó al líder palestino Yasser Arafat de no actuar para controlar la violencia.

"Mi dedo apunta a un solo hombre: Yasser Arafat", dijo Ben-Eliezer, cuando visitó el sitio del ataque en Cisjordania, al sur de Jerusalén. Arafat no está "dando órdenes claras para la reducción de la violencia, para detener los tiroteos y el derramamiento de sangre".

En otro incidente, las tropas israelíes lanzaron varias granadas contra unas 100 manifestantes palestinas que marchaban a través de un puesto de control israelí cercano a la ciudad cisjordana de Ramala. El ejército dijo que los soldados respondían a quienes les lanzaban piedras, pero los reporteros que estaban en el sitio no vieron que nadie hiciera eso.

Varias mujeres sufrieron lesiones menores, incluida la prominente vocera palestina Hanan Ashrawi, quien sufrió una pequeña cortada en una pierna.

"No aceptaremos la violencia, la brutalidad ni el asedio. No nos resignaremos", dijo luego Ashrawi.

El conductor israelí muerto era Baruj Cohen, de 58 años, residente del asentamiento judío de Efrat, en Cisjordania. Fue atacado por palestinos que huyeron hacia Belén, controlada por los palestinos, dijo el brigadier general Benny Gantz, el comandante israelí en Cisjordania.

"Nos gustaría tener un nivel de cooperación, pero no creo que lo conseguiremos", agregó Gantz.

Los colonos judíos han sido blancos de atentados en Cisjordania y la Franja de Gaza desde que estalló la última oleada de violencia hace seis meses.

Hasta la fecha, 430 personas han perecido en la violencia, entre ellas 352 palestinos, 59 judíos y otras 19.

El cadáver de Yitzhak Kabartov, el jefe de seguridad del kibbutz (asentamiento agrícola) Manara, fue descubierto en la franja fronteriza con el Líbano. Unos 60 fusiles automáticos fueron robados de la bodega del asentamiento.

El canciller israelí Shimon Peres señaló que la nueva violencia "luce como una nueva estrategia que resulta muy preocupante y que podría conducir a una escalada. No tiene un objetivo claro y no lleva a ningún camino".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores