Defensa de Lino Oviedo confía en que no será extraditado a Paraguay

Uno de los abogados del equipo jurídico del ex general paraguayo Lino Oviedo declaró estar confiado en que la justicia brasileña no accederá al pedido de extradición expedido por Paraguay. Oviedo -un ex general del Ejército- es acusado de ser el autor intelectual del asesinato del vicepresidente Luis María Argaña, hecho que desencadenó una crisis política en ese país en 1999.

21 de Marzo de 2001 | 14:16 | AFP
ASUNCION.- La defensa del ex general paraguayo Lino Cécar Oviedo restó importancia al pronunciamiento del procurador general de Brasil a favor de su extradición a Paraguay y aseguró que el Tribunal Supremo brasileño no hará lugar al pedido, porque es un caso de corte netamente político, según la prensa.

José Escobar, uno de los abogados paraguayos de Oviedo, líder del movimiento Unión Nacional de Colorados Eticos (Unace), expresó en declaraciones publicadas este miércoles por el diaio ABC que "era de esperar" el parecer favorable a la extradición de su cliente elevado por Brindeiro al máximo tribunal brasileño.

Escobar consideró que por el ánimo de "reciprocidad", "cortesía" y por ser "consecuente" con el fiscal paraguayo Oscar Latorre, Brindeiro se avino a apoyar sus argumentos a favor de la extradición. Latorre saludó ayer el dictamen de su colega y dijo confiar en que el Tribunal Supremo "le dará curso. Aguardamos el fallo final".

Paraguay pidió la extradición de Oviedo -ex jefe del Ejército y ex candidato a la presidencia paraguaya- acusado de la autoría intelectual del asesinato del vicepresidente Luis María Argaña el 23 de marzo de 1999 y de siete manifestantes en la plaza del Congreso tres días más tarde. Esos hechos derivaron en la renuncia el 28 de marzo de ese año del entonces Presidente y ahijado político de Oviedo, Raúl Cubas, quien se asiló en Brasil.

Oviedo, quien había sido condenado por un tribunal militar a 10 años de prisión por una intentona golpista de 1996, se fugó a Argentina tras la renuncia de Cubas, donde recibió asilo político por el entonces mandatario Carlos Menem, pero huyó de ese país el 9 de diciembre de 1999, un día antes de la asunción del Presidente Fernando de la Rúa.

Tras permanecer prófugo de la justicia de su país, finalmente Oviedo fue detenido en Brasil en junio de 2000. Escobar dijo que difícilmente el Tribunal Supremo brasileño acceda al pedido de extradición, al indicar que el actual fiscal paraguayo Latorre es un ex abogado de la de la familia Argaña, la que tiene influencias en el gobierno.

Sobre el caso de la masacre de la plaza del Congreso ocurrida el 26 de marzo del '99, el abogado defensor dijo que el saldo de víctimas fue por un enfrentamiento político entre dos bandos y que "hemos demostrado en el expediente que son delitos políticos y no comunes".

Por otro lado, Escobar puntualizó que la presencia de Oviedo en Paraguay pondría en serio riesgo su integridad física y puso como ejemplo las torturas que sufrieron varios allegados al ex general en presencia de ministros y de comandantes de unidades militares.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores