Blair deja temprano cumbre de UE por crisis de fiebre aftosa

El primer ministro británico, Tony Blair, abandonó el sábado temprano la cumbre de la Unión Europea en Suecia para regresar a su país a enfrentar la creciente crisis de fiebre aftosa que afecta Gran Bretaña.

24 de Marzo de 2001 | 14:35 | Reuters
LONDRES.- El primer ministro británico, Tony Blair, abandonó el sábado temprano la cumbre de la Unión Europea en Suecia para regresar a su país a enfrentar la creciente crisis de fiebre aftosa que afecta Gran Bretaña.

Reflejando una nueva urgencia en su batalla contra la altamente infecciosa enfermedad del ganado, Blair viajó de regreso a su país desde Estocolmo, mientras sus colegas todavía elaboraban su declaración final de la cumbre.

Un comunicado preliminar sobre la declaración expresó la confianza de los líderes de la UE, de que las medidas que se están tomando erradicarán la enfermedad, que comenzó ahora a afectar Irlanda, Francia y Holanda, a pesar de los esfuerzos por contrarrestarla.

Un cuarto caso de fiebre aftosa fue confirmado el sábado por el Ministerio de Agricultura de Holanda mientras que Francia reportó el viernes por la noche que había descubierto un segundo caso en una hacienda cercana a París.

En Gran Bretaña, donde el número de casos confirmados suman 515, el gobierno anunció que las pruebas, sacrificio de animales y proceso de incineración fueron acelerados después de retrasos que podrían causar la pérdida de la mitad de los 62 millones de ganados de la nación.

Gran Bretaña ha sacrificado cientos de miles de animales de granjas desde que comenzó el brote de aftosa hace poco más de un mes. Irlanda, que pidió la intervención del ejército para ayudar a contener la crisis, también recogió miles de animales.

Los expertos en veterinaria de la UE autorizaron el uso limitado de vacunas para ayudar a Holanda a combatir la fiebre aftosa, pero una amplia política de inoculación dejó dicha medida sin efecto.

El brote en Holanda ha sido vinculado con animales que viajaron desde Irlanda a Mayenne, en el noroeste de Francia, donde se encontraron los primeros casos de la enfermedad en el continente.

No hay más detalles del último caso de Holanda en el poblado de Nijbroek.

En París, el Ministerio de Agricultura atribuyó su segundo caso a "prácticas fraudulentas", indicando que los animales de la granja de Seine-et-Marne tuvieron contacto con ovejas británicas que fueron transportadas ilegalmente desde Mayenne.

En la cumbre de la UE, Blair pidió a sus colegas del organismo europeo que envíen expertos para reforzar los servicios veterinarios británicos en la lucha contra la enfermedad.

Cerca de 300.000 animales han sido sacrificados hasta el momento, mientras los científicos advierten que la crisis podría resultar hasta 10 veces peor.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores