Milosevic aparece en público en medio de rumores de arresto

El hombre que lideró la sangrienta desintegración de Yugoslavia fue llevado bajo estrictas medidas de seguridad al Palacio de Justicia de Belgrado, según indicaron testigos. Por el momento no hay una confirmación oficial al respecto. Sin embargo, nuevas versiones indican que Milosevic se encontraría en su domicilio.

30 de Marzo de 2001 | 18:22 | DPA, ANSA, AP
BELGRADO.- La policía yugoslava penetró la madrugada de este sábado en la residencia belgradense del ex presidente Slobodan Milósevic, donde estalló un fuerte tiroteo.

Por lo menos un policía resultó herido, en un brazo, constató el corresponsal.

Según la agencia Tanjug, un fotógrafo de la agencia yugoslava fonet también fue alcanzado por los disparos.

Agentes encapuchados montaban guardia en torno a la residencia, con sus armas apuntando hacia ella, mientras que otros policías de las unidades especiales irrumpían en el edificio.

Se produjo entonces un tiroteo en el interior de la residenia y luego fuera de ella.

Sin embargo, se seguía ignorando cuál era exactamente la suerte de Milósevic después de esta operación.

Poco antes, la policía antidisturbios dispersó a un nutrido grupo de simpatizantes de Milósevic congregado delante de su residencia, para facilitar el asalto.

Una vez evacuada la entrada, llegaron a gran velocidad hasta las puertas de hierro de la residencia tres jeeps de los que bajaron agentes encapuchados, con indumentaria negra de combate y armados con metralletas automáticas. Tras arrojar varias granadas al jardín, irrumpieron precipita y violentamente en la casa de Milósevic.

Una multitud de simpatizantes de Milósevic se había congregado frente a su residencia desde la tarde del viernes, al anunciar un diputado del Partido Socialista, Branislav Ivkovic, que la policía tramaba una operación para detener al ex dirigente.

El arresto de Milósevic, anunciado y desmentido varias veces por distintas fuentes, seguía siendo una incógnita en Belgrado hasta las primeras horas de la madrugada de este sábado.

Un colaborador próximo del ex Presidente yugoslavo Slobodan Milosevic aseguró esta madrugada que los policías especiales todavía no han entrado en la residencia, aunque están en el jardín.

"En la residencia no pasa nada", aseguró Zivorad Igic, vicepresidente del opositor Partido Socialista de Serbia (SPS), encabezado por Milosevic.

"Milosevic está en la casa con su familia y amigos", dijo Igic y aseguró que los policías especiales no han entrado en la residencia.

"Quizás tienen miedo, quizás es difícil hacerlo", agregó.

Igic reiteró que los policías especiales están en el jardín y que dispararon al aire.

Sin embargo, diversos medios informaron de que dos personas, según algunos policías, resultaron heridas en el tiroteo que se produjo esta madrugada en el jardín de la casa del ex Presidente Milosevic.

Los heridos fueron llevados en una ambulancia que estaba estacionada en las cercanías.

La emisora de televisión privada BK afirmó que extraoficialmente Milosevic ha sido arrestado, pero Igic aseguró que la policía "no le detendrá".

Otro líder socialista, Branislav Ivkovic, pidió a los partidarios de Milosevic que permanezcan durante toda la noche frente a la casa de éste.

Igic reiteró que Milosevic está en la residencia, con amigos, y agregó que no permitirán a ningún precio su arresto.

Los partidarios de Milosevic congregados desde la tarde frente a su residencia gritaron "Traición" y "Slobodan, Slobodan".

Mientras, numerosos periodistas y cámaras de televisión se agolpan para seguir de cerca los acontecimientos.

A pocos metros del portón están instalados cordones de la policía para impedir que los partidarios de Milosevic se acerquen.

Hace unos minutos, varios vehículos de lujo se acercaron a Uzicka 11, donde reside Milosevic, aunque se desconoce la identidad de las personas que viajan en ellos.

También un blindado acaba de llegar frente al portón.

Horas antes, Slobodan Milosevic apareció en la entrada de su residencia a primeras horas del sábado en medio de una jornada de versiones contradictorias que señalaban que el ex gobernante de Yugoslavia había sido arrestado por cargos relacionados con su gobierno dictatorial de una década.

La televisión estatal serbia anunció el viernes por la noche que fue detenido, pero rápidamente sus seguidores negaron las versiones y afirmaron que el ex gobernante se encontraba en su residencia.

El gobierno no apaciguó la confusión al no divulgar ninguna declaración oficial.

Milosevic no formuló comentarios en su breve aparición en público en la que se limitó a saludar a los simpatizantes frente a su mansión y que coreaban consignas reclamando su libertad.

Unos minutos más tarde, en declaraciones a la radio independiente B-92, señaló: "estaba café con mis camaradas y estoy muy bien. En frente de la casa se han reunido gente que llevan en su corazón la dignidad nacional. Estamos muy orgullosos. Yo estoy confiando que esta historia acabará en una forma justa y para beneficio de nuestro pueblo".

Inicialmente, B-92 había señalado que Milosevic fue arrestado y trasladado al Palacio de Justicia, citando fuentes parlamentarias no identificadas.

Según el canal de televisión privado BK TV, que citó a fuentes del gobierno serbio, una orden de arresto fue emitida en contra del depuesto gobernante yugoslavo, pero que la policía no actuó en forma inmediata temerosa de provocar hechos de violencia.

Sinisa Vucinic, un estrecho ayudante de Milosevic, negó tajante que éste fue detenido. "Lo acabo de ver. No ha sido detenido", indicó Vucinic en una entrevista telefónica.

Aproximadamente 400 simpatizantes de Milosevic, algunos portando pistolas y varillas de hierro, se manifestaban frente a su residencia para proteger al ex presidente de un inminente arresto.

BK TV acotó que comandantes de la policía permanecían en el interior negociando la rendición sin incidentes de Milosevic.

Branislav Ivkovic, un colaborador de Milosevic y a la vez el líder de la bancada del Partido Socialista en el parlamento serbio, anunció esta noche que un "número de individuos uniformados de negro y una ambulancia se dirigían a la casa de Milosevic", situada en el elegante distrito de Dedinje.

Señaló que el arresto de Milosevic era cosa segura.

Varios vehículos policiales, algunos ocupados por policías vestidos de civil y portando armas, se estacionaron en las entradas de la residencia de Milosevic.

Numerosos periodistas se congregaron cerca de la zona, siendo objeto de rechiflas e insultos por parte de los seguidores de Milosevic.

Un funcionario de la policía, que declinó ser identificado, informó que la seguridad del estado de Serbia intentó relevar el viernes a los guardaespaldas de Milosevic.

Milosevic aparentemente rechazó la medida, pero la versión tampoco pudo ser confirmada inmediatamente.

Según las primera informaciones, el hombre que lideró la sangrienta desintegración de Yugoslavia habría sido llevado bajo estrictas medidas de seguridad al Palacio de Justicia de Belgrado, según indicaron testigos. Pero no hubo confirmación oficial al respecto.

Testigos en el lugar vieron cuatro vehículos Mercedes de lujo todo terreno. Milosevic se encontraba en el tercero, que ingresó al garage del palacio, dijeron policías a los periodistas en el lugar.

El ex hombre fuerte de Yugoslavia habría sido arrestado en su residencia alrededor de las 22:45 (hora local, 20:45 GMT), tras una aparente disputa entre la policía y sus guardaespaldas.

En la orden de arresto se acusa al ex dictador de abuso de autoridad, indicaron fuentes informadas. Milosevic será llevado ante un juez durante la noche.

Cientos de seguidores del ex Presidente yugoslavo se congregaron hoy por la noche ante su residencia en Belgrado, respondiendo a la convocatoria del Partido Socialista de Serbia (SPS) de defenderlo ante el arresto, en ese momento inminente. Los manifestantes coreaban "No entregaremos a Slobo".

Milosevic es requerido por crímenes de guerra por el Tribunal Internacional en La Haya por las acciones en Kosovo.

Reacciones en EE.UU.

En tanto, el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, no tomará una decisión antes del lunes acerca de si confirma la cooperación de Yugoslavia con el Tribunal. Esto fue dado a conocer hoy por el portavoz estadounidense Richard Boucher en Washington.

El Congreso estadounidense aprobó el año pasado una legislación que garantiza 100 millones de dólares en ayuda a Yugoslavia, estipulando que no podría desembolsarse ningún dinero después del 31 de marzo a menos que el Departamento de Estado certificase que el nuevo gobierno en Belgrado cooperó con el tribunal en La Haya.

"Esperamos que éste sea el primer paso para conducirlo ante un tribunal", afirmó el portavoz de la ONU Fred Eckhard a la Agencia Alemana de Prensa (dpa).

De todas maneras, Eckhard no quiso expresarse ante la perspectiva de una extradición al Tribunal de las Naciones Unidas para crímenes de guerra en La Haya.

Acusación contra Milosevic

La acusación fiscal del procurador jefe del Tribunal Penal para la ex Yugoslavia, Louise Arbour, contra el ex Presidente yugoslavo Slobodan Milosevic fue emitida el 27 de mayo de 1999 y está compuesta por 41 páginas llenas de episodios de limpieza étnica, masacres y otros crímenes contra la población albanesa de Kosovo ocurridos entre el 1 de enero y el 20 de mayor de 1999.

A continuación una síntesis de los elementos principales:

CARGOS: son cuatro, tres por crímenes contra la humanidad (homicidio, deportación y persecución política, racial y religiosa) y uno por crímenes de guerra.

ACUSACIONES: Milosevic está incriminado por "haber planificado, instigado, ordenado y efectuado" la sistemática campaña de terror, violencia y limpieza étnica cumplida por las fuerzas yugoslavas en Kosovo. Por estos crímenes debe responder, ya sea bajo el perfil de la responsabilidad directa y personal, por haber omitido -vista la posición de "autoridad superior"- tomar las medidas necesarias para prevenir esos crímenes.

DELITOS: Milosevic está acusado por la deportación de 740.000 albaneses kosovares y del homicidio de 340 personas, identificadas una por una en un elenco adjunto al documento.

EPISODIOS: la acusación enumera un escalofriante "itinerario" de otros actos de violencia perpetrados por Ejército y por los grupos paramilitares serbios en Kosovo. El documento detalla siete masacres: un dato relevante es que sólo la de Racak (15 de enero de 1999), en la que murieron 45 kosovares, tiene fecha anterior a los bombardeos de la OTAN. Los otros seis casos tuvieron lugar entre el 25 de marzo y el 2 de abril pasado.

Organismos internacionales mencionan que las masacres en los poblados de Bela Crkva (77 personas, entre ellas, 10 mujeres y niños), Velika Krusa (105 hombres adultos y muchachos y quemados), Dakovica (26 personas, entre ellas 19 mujeres y niños, en dos ocasiones diferentes), Crkolez (20 muertes) e Izbica (alrededor de 130 hombres ejecutados).

Extenso es también el elenco de las acciones de limpieza étnica con bombardeos, saqueos e incendios de poblados, deportaciones bajo la amenaza de las armas y otros actos de violencia.

Algunos puntos en el "mapa" provisto por Arbour son Dakovica, Kosovska, Mitrovica, Orahovac, Pec, Pristina, Prizren y Urosevac.

PRUEBAS: no serán dadas a conocer en forma pública hasta que el acusado comparezca ante el tribunal. Están basadas en testimonios directos recogidos en el territorio por los investigadores del TPI y otro tipo de material provisto por los gobiernos aliados, basados en sus "servicios de inteligencia".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores