Ascienden a siete los muertos por leptospirosis en Argentina

Varios expertos calificaron a la leptospirosis como "la enfermedad de la pobreza", ya que se transmite a través de la orina de los animales que se deposita en el agua que luego entra en contacto con gente que no cuenta con buenas condiciones de higiene ni con agua corriente.

05 de Abril de 2001 | 10:32 | Reuters
BUENOS AIRES.- Una nueva víctima de leptospirosis, enfermedad infecciosa transmitida a través de la orina de los animales, elevó a siete el número de muertos en Argentina, dijeron el miércoles fuentes sanitarias.

La víctima, una mujer de 40 años, falleció el lunes en la noche por una insuficiencia "renal, cardíaca, respiratoria y por un daño en el sistema nervioso causado por la leptospirosis", dijo a la agencia Reuters Armando Peláez, médico de terapia intensiva del Hospital Iturraspe de la provincia de Santa Fe, unos 500 kilómetros al norte de Buenos Aires.

"Se encontró un foco epidemiológico positivo de contaminación por roedores y eso fue lo que produjo la inoculación (infección). Después evolucionó con falla orgánica múltiple y finalmente falleció", agregó Peláez.

Este caso es el segundo que se registra este año en la provincia de Santa Fe -donde además hay unas 24 personas infectadas- y el séptimo en todo el país.

En los primeros tres meses del año, más de 100 personas resultaron infectadas por leptospirosis, superando ampliamente la media anual estimada en 80 casos.

Sin embargo, el gobierno considera que el número de casos registrados este año está dentro de los parámetros normales, aunque puso en marcha un plan de contingencia para detener su propagación.

Varios expertos calificaron a la leptospirosis como "la enfermedad de la pobreza", ya que se transmite a través de la orina de los animales -especialmente las ratas- que se deposita en el agua que luego entra en contacto con gente que no cuenta con buenas condiciones de higiene ni con agua corriente.

"Se sabe que existían roedores en la vecindad de la paciente", señaló Peláez.

La leptospira, el microorganismo que transmite la enfermedad, anida en todos los animales con riñón y vejiga y luego es eliminada a través de la orina.

La enfermedad provoca trastornos en los sistemas respiratorio, renal, hepático y neurológico y puede ser mortal si no se trata a tiempo.

En el caso de la víctima de Santa Fe, Peláez explicó que "se hizo tratamiento. Lo que pasa es que las leptospirosis graves tienen una alta mortalidad, de un 80 por ciento, y éste fue un caso de esta clase".

Los síntomas suelen confundirse con los de la gripe, ya que produce fiebre constante, enrojecimiento de los ojos, cefaleas y dolores musculares.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores