Powell optimista ante pronta resolución de crisis con China

"Estoy animado por los avances e intercambios de ideas precisas (entre EE.UU. y China) sobre cómo resolver con prontitud este asunto", afirmó el secretario de Estado de EE.UU., Colin Powell durante una comparecencia ante la prensa en el Departamento de Estado.

06 de Abril de 2001 | 12:23 | EFE
WASHINGTON.- El secretario de Estado de EE.UU., Colin Powell, se siente "animado" por los avances en las negociaciones entre Washington y Pekín para llegar a una pronta resolución de la crisis que les enfrenta desde hace seis días, según declaró hoy.

"Estoy animado por los avances e intercambios de ideas precisas (entre EE.UU. y China) sobre cómo resolver con prontitud este asunto", afirmó Powell durante una comparecencia ante la prensa en el Departamento de Estado.

La tripulación del avión espía estadounidense EP-3 Aries, que el domingo colisionó con un caza F-8 chino, se encuentra retenida por las autoridades chinas en una base militar de la isla de Hainan.

Powell habló poco después de conocerse que había terminado la segunda reunión entre representantes estadounidenses y los 24 militares que componen la tripulación del avión accidentado.

El general Neal Sealock, agregado militar de la embajada estadounidense en Pekín, se reunió con los militares detenidos, y después de ese encuentro informó al presidente de EE.UU., George W. Bush, y al secretario de Estado, Colin Powell.

"La tripulación se encuentra bien... No hay indicios de que hayan recibido malos tratos verbales o físicos", dijo el secretario de Estado, que también explicó que los militares estadounidenses se encuentran en las dependencias de los oficiales chinos de la base aérea.

Powell explicó que "están bien tratados" y que han sido separados en grupos. Mientras el comandante del avión está solo en una habitación, los 20 hombres ocupan habitaciones dobles y las tres mujeres militares, otra dependencia.

El secretario de Estado dijo que las autoridades estadounidenses esperan tener un nuevo contacto con la tripulación del avión espía mañana, sábado, y a partir de ahí, "verles con regularidad hasta que la situación se resuelva".

Aunque China ha exigido de EE.UU. una disculpa como paso previo a solucionar este episodio que enfría las relaciones entre los dos países, el presidente Bush ha señalado que no pedirá disculpas.

El secretario de Estado lamentó, por su parte, la muerte de uno de los pilotos chinos y la desaparición del otro, ocurridas tras chocar en el aire con el avión espía estadounidense que sobrevolaba las aguas del mar del Sur de China.

Para EE.UU. el incidente entre el EP-3 estadounidense y los F-8 chinos ocurrió sobre espacio aéreo internacional y su avión se vio obligado a hacer un aterrizaje forzoso en territorio chino debido a los daños que le causó el choque.

Powell comentó que las conversaciones que EEUU mantiene con China "son muy intensas", pero declinó ser más específico.

El embajador de EEUU en Pekín, Jozef Prueher, dirige esas conversaciones en las que ambas partes "han intercambiado un número de ideas" mediante las que sería posible resolver la crisis.

En el Departamento de Estado se han celebrado ya cuatro reuniones de altos funcionarios estadounidenses con el embajador chino en Washington, Yang Jiechi, dos de ellas con el subsecretario de Estado, Richard Armitage.

Poco antes de que Powell hablara, el portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer, dijo que "hubo otra noche de contínua actividad diplomática. El presidente cree que estamos avanzando".

En Haikou, la capital de Hainan, el general Sealock dijo que la tripulación del avión espía "tiene buen ánimo" y que "están todos juntos, deseando librarse de su actual situación y regresar a casa".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores