Alan García siempre confió en un "voto oculto" a su favor

"Estoy complacido por haber logrado en sólo 60 días y con grandes limitaciones que mi candidatura y el Partido Aprista Peruano pasen a la segunda vuelta electoral", dijo el ex mandatario en una conferencia de prensa.

09 de Abril de 2001 | 12:25 | Reuters
LIMA.- Su regreso desde el exilio en Colombia alegró a partidarios y espantó a muchos que recordaban su gobierno como un terrible período, pero nunca soñaron en que Alan García volvería a acercarse a la presidencia de Perú.

Según un primer resultado oficial parcial, García disputará la presidencia en una segunda ronda electoral en mayo o junio con el economista Alejandro Toledo, quien lidera la votación pero no lo suficiente para vencer en primera vuelta.

García es el líder del antiguo y disciplinado Partido Aprista Peruano que en 1990 dejó al país hundido en la peor crisis económica y social de su historia, tras cinco años de gobierno.

Pero eso parece ya no preocupar a los peruanos que cansados de nuevas promesas, como alguna vez fue el depuesto presidente, Alberto Fujimori, lo han puesto frente a Toledo.

García siempre confió de un "voto oculto" a su favor.

"Estoy complacido por haber logrado en sólo 60 días y con grandes limitaciones que mi candidatura y el Partido Aprista Peruano pasen a la segunda vuelta electoral", dijo el ex mandatario en una conferencia de prensa.

Agregó "que si yo hubiera tenido más tiempo seguro nuestra diferencia con Toledo hubiera sido menor".

El ex presidente nació en Lima el 23 de mayo de 1949, sin la presencia del padre, quien estaba preso por "aprista" debido a una persecución contra su partido por el gobierno militar de la época.

Pero si bien no tuvo a su padre en los primeros cinco años de vida, sí pudo disfrutar de la guía del líder histórico del partido, Víctor Raúl Haya de La Torre, quien encontró en él a su potencial sucesor.

Así, sorprendido por la acogida y con nuevos bríos, García desplaza su 1,93 metros de estatura con una sonrisa fácil y el clásico y ondeante pañuelo blanco en la mano derecha, que identifica a su partido.

Pide perdón por el pasado

En su juventud, García sintió más la influencia de su grupo político cuando el también llamado "Partido del Pueblo" le pagó sus estudios de Leyes para luego enviarlo a España y Francia.

En la Universidad Complutense de Madrid, García realizó su doctorado y después viajó a Francia para estudiar sociología en el Instituto de Altos Estudios de América Latina de París.

Su alta preparación es uno de sus "caballos de batalla" en la campaña, así como las ofertas de generar más empleo y desarrollar el agro en este país de 25,7 millones de habitantes, en su mayoría pobres.

Tras su regreso, García, quien está casado con la argentina Pilar Nores y tiene cuatro hijos, fue en 1978 el constituyente más joven con 29 años y diputado dos años después.

Fue elegido presidente en 1985 con el 53,11 por ciento de los votos válidos, un nuevo récord por su juventud; pero su gobierno terminó con el apoyo de menos del cinco por ciento.

"Yo lo acepto, en mi gobierno fue un error no ajustar la economía hacia un equilibrio fiscal estricto, porque había la ilusión que al impulsar el consumo habría desarrollo. Ese fue un error de juventud en mi interés de dar posibilidades a todos los peruanos", afirma ahora García.

Dos años después de dejar el gobierno, luego de que Fujimori disolvió el Congreso en 1992, se asiló en Colombia alegando ser perseguido político. En ausencia, fue denunciado ante la justicia por supuestos delitos de enriquecimiento ilícito y otros cargos.

Cuando cayó Fujimori el año pasado, tras infructuosamente convocar a elecciones adelantadas tratando de salvar su gobierno, García decidió retornar a Perú como candidato presidencial, luego que prescribieron los cargos en su contra, determinación de la que, por lo visto, nunca se arrepentirá.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores