Papa abrió Triduo Pascual con misa crismal en San Pedro

En la ceremonia, que representa el centro del año litúrgico, el Pontífice bendijo los santos óleos y pidió a los sacerdotes que sean ejemplo de santidad.

12 de Abril de 2001 | 10:00 | EFE
CIUDAD DEL VATICAO.-- El Papa Juan Pablo II ofició hoy en la basílica de San Pedro del Vaticano la tradicional Misa Crismal, durante la que bendijo los Santos Oleos y en cuya homilía pidió a los sacerdotes que sean ejemplo de santidad y estén siempre dispuestos a difundir en todo el mundo "el buen perfume de Cristo".

Esta misa marca el comienzo del Triduo Pascual, que como resaltó el Pontífice ante varios miles de sacerdotes presentes en la basílica, es el centro del Año Litúrgico.

Durante la misa, el Papa, que en algunos momentos dio señales de cansancio, bendijo el Oleo de los catecúmenos, el de los enfermos y el Crisma (aceite y bálsamos mezclados), que le fueron presentados en tres grandes jarras de plata.

Estos óleos son bendecidos el Jueves Santos por los obispos y se utilizan para ungir a los que se bautizan, a los que se confirman y para la ordenación sacerdotal. El rito se celebra en todas las catedrales del mundo.

El Obispo de Roma dijo que todos los bautizados están llamados a testimoniar el amor misericordioso de Dios con la santidad de la vida.

El Jueves Santo se celebra también la institución del sacramento del orden sacerdotal por Jesucristo durante la Ultima Cena.

Así, durante el rito, los sacerdotes renovaron las promesas sacerdotales (pobreza, castidad y obediencia) y Juan Pablo II les animó a una "fraternal solidaridad" y a comprometerse "a llevar los pesos los unos de los otros" tanto en la vida diaria como en el ministerio.

"Sí es verdad que ninguno puede convertirse en santo en el puesto de otro, sí es verdad que cada uno puede y debe convertirse en santo con y para los otros, sobre el modelo de Cristo", afirmó el Papa.

El Papa Wojtyla les pidió también que en esta jornada renovaran el compromiso "de difundir siempre y en cada lugar el buen perfume de Cristo".

Esta tarde, el Papa se trasladará a la basílica de san Juan de Letrán, la catedral de Roma, para presidir los oficios del Jueves Santo, donde lavará los pies a doce presbíteros.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores