Fiebre aftosa amenaza seriamente al turismo en Inglaterra

Economistas británicos advirtieron que la aún creciente epidemia de fiebre aftosa podría costarle a la industria turística del país miles de millones de libras esterlinas, en momentos en que el gobierno está bajo nuevas presiones para considerar la vacunación de los animales.

15 de Abril de 2001 | 13:00 | Reuters
LONDRES.- Economistas británicos advirtieron el domingo que la aún creciente epidemia de fiebre aftosa podría costarle a la industria turística del país miles de millones de libras esterlinas, en momentos en que el gobierno está bajo nuevas presiones para considerar la vacunación de los animales.

El número de sitios en el país afectados con la virulenta enfermedad que ataca al ganado se elevó a 1.306 en la novena semana desde que se detectó la epidemia, mientras piras funerarias de animales muertos arden día y noche en todo el país.

Un informe del Centro de Investigaciones Económicas y Empresariales dijo que la industria turística británica, que genera 60.000 millones de libras esterlinas (86.000 millones de dólares) podría disminuir en un 10 por ciento sus ingresos este año, y en las áreas más afectadas el descenso podría ser de hasta el 80 por ciento.

La advertencia se produjo en momentos en que el gobierno de Tony Blair se enfrenta a nuevas peticiones para considerar las vacunación de los animales en vez del sacrificio de estos.

El principal asesor científico del gobierno, David King, quien la semana pasada dijo que creía que la epidemia estaba disminuyendo, afirmó que un limitado programa de vacunación en Cumbria, el área más afectada, podría ayudar a detener la expansión de la enfermedad.

El ministerio de Agricultura dijo que el número promedio de casos nuevos diarios estaba disminuyendo. El ministro, Nick Brown, dijo sin embargo que el gobierno no estaba convencido aún de que se debía usar la vacunación.

"No hay nada en la estrategia de vacunación que evite tener que sacrificar los animales afectados", declaró a la televisión BBC.

Agregó que los argumentos de que la vacunación pueden dañar las exportaciones de carne y productos del ganado, también son válidos. "No se ha tomado una decisión todavía", afirmó.

De acuerdo con las estadísticas del domingo, 540.000 animales esperaban para ser sacrificados, mientras que los restos de otros 417.000 aún no han sido eliminados. El número de animales sacrificados desde que comenzó la epidemia es de 1.058.000.

El domingo se confirmó un tercer caso de aftosa en la provincia de Irlanda del Norte.

La enfermedad no es nociva para los seres humanos, que sin embargo pueden transmitirla en las ropas, los zapatos y hasta en la piel, y causa severa pérdida de peso en vacas, ovejas, cabras y cerdos.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores