Arafat pidió ayuda internacional para frenar a Israel

La petición del líder palestino se produce por el aumento de la violencia en medio Oriente que ha alejado las posibilidades de retomar las conversaciones de paz que permitan lograr un acuerdo de paz definitivo que ponga un fin definitivo al conflicto árabe-israelí.

17 de Abril de 2001 | 08:54 | EFE
El CAIRO.- El líder palestino, Yasser Arafat, pidió una "acción urgente" internacional, en especial de los árabes, para "poner coto a las agresiones de Israel en Gaza y Cisjordania", durante la reunión que mantuvo hoy en la localidad egipcia de Sharm el Sheij con el Presidente egipcio, Hosni Mubarak.

Tras el encuentro, en declaraciones a la televisión egipcia, Mubarak acusó al Primer Ministro israelí, Ariel Sharón, de "no buscar la estabilidad y seguridad de la zona, sino, por el contrario, llevarla a una situación de más inestabilidad y violencia".

Para el jefe del Estado egipcio, la política del Gobierno de unidad nacional israelí, que Sharón encabeza, es "una provocación para toda la región" y puede acarrear "mayores sufrimientos al pueblo israelí y al resto de los pueblos de Oriente Medio".

Mubarak se refería al bombardeo realizado ayer por la Fuerza Aérea israelí contra un puesto militar sirio en Líbano y los ataques contra todo tipo de objetivos en el territorio autónomo palestino de Gaza, sin precedentes desde hace décadas.

Un representante de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) dijo que, durante la reunión, en el mismo tono que Mubarak, Arafat advirtió que la política de Sharón "empuja a todo Oriente Medio a un nuevo periodo de violencia incontrolable".

Arafat explicó a Mubarak la "desesperante" situación actual en los territorios autónomos de Gaza y Cisjordania, donde las tropas israelíes llevan a cabo una "campaña militar de ataques, por tierra, mar y aire, sin precedentes desde la guerra de 1967", agregó la fuente, que pidió que no se le identificase.

"Esta situación requiere una acción internacional urgente, sobre todo de los árabes, con el envió de una fuerza multinacional para proteger a los palestinos", indicó el representante de la ANP, que recordó las peticiones anteriores en este sentido.

Hasta ahora, la petición de una fuerza internacional de observadores, para servir de separación entre palestinos e israelíes, promovida por los estados árabes y los Países No Alineados (PNA), ha sido rechazada por Israel y vetada por Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU.

También calificó Arafat de "falsas excusas" los motivos aducidos por Israel para introducir en las últimas 24 horas sus tropas en los territorios de la Autonomía Palestina y aseguró que "amenazan con ocupar de nuevo" estas zonas.

El ejército israelí ha afirmado que no tiene intención de volver a ocupar los territorios autónomos, aunque señaló que sus soldados permanecerán en esas áreas por "motivos de seguridad".

Mubarak prometió a Arafat que iniciará una "intensa campaña de contactos internacionales" con los principales países del mundo para "acabar con las agresiones israelíes contra los palestinos", señalaron fuentes egipcias.

Estas fuentes apuntaron que Mubarak podría instar al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y a los gobernantes europeos, especialmente el jefe del Estado francés, Jacques Chirac, a tomar "medidas urgentes" para evitar que se agrave "la espiral de violencia" en Oriente Medio y se reanude el proceso de paz.

El agravamiento de la situación ensombrece las posibilidades del plan egipcio-jordano para acabar con la violencia entre palestinos e israelíes, que el ministro jordano de Exteriores, Abdel Ilah Jatib, presentó ayer a Sharón, que prometió estudiarlo.

El propio Mubarak, en sus declaraciones de hoy a la televisión, advirtió a Sharón que, "si piensa que va a acabar con la violencia por el actual camino, esta confundido y lo único que va a conseguir es incrementarla".

Por otro lado, rechazó las acusaciones israelíes de que Egipto está introduciendo armas de contrabando para los palestinos en Gaza, y afirmó que "eso es una provocación y un intento de crear un enfrentamiento entre Jordania y nosotros, que no tendrá éxito".

Según fuentes israelíes, mientras los jordanos se esfuerzan en promover un plan para acabar con la violencia, los egipcios la promueven al suministrar armas a los palestinos.

Mubarak afirmó, asimismo, que el embajador egipcio en Israel, que regresó a El Cairo el pasado noviembre, no volverá a Tel Aviv mientras se mantengan las actuales circunstancias y no cesen las agresiones israelíes contra los palestinos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores