Colombia asume presidencia del consejo permanente de la OEA

El embajador de Colombia Humberto de la Calle asumió el martes la presidencia del consejo permanente de la Organización de los Estados Americanos y tuvo un bautizo de fuego: presidió su primera sesión con el presidente George W. Bush sentado a su derecha.

17 de Abril de 2001 | 18:50 | AP
WASHINGTON.- El embajador de Colombia Humberto de la Calle asumió el martes la presidencia del consejo permanente de la Organización de los Estados Americanos y tuvo un bautizo de fuego: presidió su primera sesión con el presidente George W. Bush sentado a su derecha.

"No necesitamos ayuda", le dijo de la Calle a Bush hablando minutos antes de su invitado, en una sesión protocolar del consejo, integrado por los embajadores de los 34 estados miembros de la OEA. "Necesitamos mercados".

De la Calle reemplaza al embajador de Chile Esteban Tomic, quien presidió el consejo en los pasados tres meses. Tomic dijo que el mandato de tres meses es corto "pero eso no quiere decir que no se puedan desarrollar ciertas iniciativas".

El embajador colombiano, quien tuvo también en la mesa de dirigentes al secretario general César Gaviria, no es sin embargo un desconocido en los ambientes presidenciales. Fue vicepresidente de su país de 1994 a 1995, durante el gobierno del presidente Ernesto Samper, cargo al que renunció en medio del escándalo de filtración de dineros del narcotráfico a la campaña electoral de Samper.

De la Calle dijo en su discurso ante Bush que los países del hemisferio creían que "la mejor herramienta para combatir el atraso y la pobreza" era el incremento del comercio y la apertura de nuevos mercados.

Le pidió igualmente prestar atención a los programas de desarrollo alternativo en la campaña de erradicación de plantaciones de coca y otras materias primas del narcotráfico.

Manifestó que esos programas no necesariamente significan generar nuevos renglones de producción en las zonas afectadas, sino también preservar los cultivos existentes, "cuya situación crítica genera desarreglos en la economía de muchos países, lo cual favorece la acción de grupos ilegales".

"Tal es el caso del café, cuyos precios actuales están por debajo de los niveles del año 1821", dijo.

Le invitó también a Bush a tomar la OEA como "un foro político privilegiado" para el diálogo en igualdad de condiciones.

En ese sentido, indicó que la OEA esperaba de la Cumbre de las Américas de este fin de semana en Quebec, Canadá, "los mandatos para impulsar una vigorosa y renovada OEA".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores