Colombia: ELN mantiene secuestrados a 27 trabajadores de petrolera

El ministro de Minas y Energía, Ramiro Valencia, calificó el secuestro de "contrasentido", y se preguntó que "cómo es posible que un grupo guerrillero que se abroga como bandera la defensa de los trabajadores, secuestra trabajadores".

17 de Abril de 2001 | 22:23 | AFP
BOGOTA.- El gobierno colombiano rechazó el martes el nuevo secuestro masivo de civiles cometido por la segunda guerrilla del país, el guevarista Ejército de Liberación Nacional (ELN), que mantiene a 27 trabajadores locales de la compañía estadounidense Occidental (Oxy) de un total de 92 que retuvo la noche del lunes en el departamento de Arauca (este).

El ministro de Minas y Energía, Ramiro Valencia, en declaraciones a periodistas calificó el secuestro de "contrasentido", y se preguntó que "cómo es posible que un grupo guerrillero que se abroga como bandera la defensa de los trabajadores, secuestra trabajadores".

"Eso no tiene ninguna razón de ser", puntualizó, para seguidamente insistir en que "ese secuestro no tiene ninguna explicación".

De acuerdo con el comandante operativo de la Policía, el general Tobías Durán, el secuestro fue cometido por el frente 'Domingo Laín' de la guerrilla del ELN que opera en ese departamento donde se localiza el campo petrolero Caño Limón, el principal del país.

En la mañana del martes, un hombre que se comunicó telefónicamente con radiemisoras de la ciudad de Arauca, capital del departamento del mismo nombre fronterizo con Venezuela, que dijo pertenecer a ese frente guerrillero, reivindicó la autoría del masivo secuestro y afirmó que con esa acción se busca presionar la desmilitarización de una zona al norte del país para llevar a cabo las negociaciones de paz con el Gobierno.

Pese a esa reivindicación, el comandante de la Policía en Arauca, el coronel Mario Rodríguez, aseguró que hasta el momento el grupo insurgente oficialmente no ha hecho ningún tipo de exigencia, y que junto con el Ejército se adelantan operaciones de registro en la región para tratar de dar con los secuestrados.

Por su parte el comandante de la XVIII brigada del Ejército, general Carlos Lemos, responsable de la seguridad en esa región del país, dijo desconocer los propósitos del masivo secuestro, que también atribuyó al ELN.

La Oxy tras condenar "de manera enérgica" el masivo secuestro, precisó en el comunicado que las 27 personas que permanecen retenidas "pertenecen a empresas que trabajan en el campo (petrolero) de Caño Limón en labores de vigilancia, casino y servicios técnicos".

La petrolera estadounidense explicó además que a las 17H00 locales del lunes (22H00 GMT) fueron interceptados ocho vehículos en la vía que de Caño Limón conduce a Arauca en el sitio denominado La Antioqueña.

Agregó que los vehículos transportaban personal de empresas contratistas de Occidental de Colombia que regresaban a sus hogares en Arauca, después de finalizar su jornada laboral en Caño Limón.

Confirmó que hacia las 23H00 locales del lunes (04H00 GMT del martes) fueron dejados en libertad la mayoría de los trabajadores, quedando secuestrados 27 de ellos.

Ante la retención de ese grupo de trabajadores, Oxy "formuló un llamado a los grupos subversivos para que se respete la vida de las personas que fueron secuestradas y para que sean liberadas de manera inmediata".

Finalmente la petrolera dijo que "este nuevo evento se suma a la escalada terrorista contra el oleoducto (el mayor del país) y el campo de Caño Limón que ha mantenido paralizada la producción como el transporte de crudo desde mediados del mes de febrero".

El ELN -la segunda fuerza insurgente del país con unos 4.500 combatientes- históricamente ha dirigido su accionar violento conta la infraestructura petrolera del país y las compañías extranjeras que explotan el crudo en asociación de la estatal Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol).

En esa campaña, en lo que va de este año el ELN ha dinamitado en 80 ocasiones el principal oleoducto del país, que va de Caño Limón al puerto de Coveñas, costa Caribe (norte), y en los últimos meses también ha desplegado una campaña sistemática de saboteos dinamiteros contra las torres de conducción de energía eléctrica en el noroeste y norte del país.

Actualmente el grupo insurgente mantiene suspendidos los contactos que venía realizando con el Gobierno del presidente Andrés Pastrana encaminados a iniciar un proceso de paz, debido a la fuerte arremetida armada que desde hace dos semanas lanzaron contra ellos los paramilitares de extrema derecha.

Las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC, 8.000 combatientes), buscan desalojar al ELN de una apartada zona rural del sur del departamento de Bolívar (norte del país), que los rebeldes exigen a Pastrana desmilitarice para realizar allí las tratativas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores