Pese a los esfuerzos no decrece la violencia en Medio Oriente

Aunque los esfuerzos diplomáticos se han intensificado los últimos días con el objeto de detener la violencia en Medio Oriente, y la condena de la ONU a la actitud de Israel contra los palestinos fue una evidente rechazo a la política judía en el conflcito, la violencia no ha decaído en la zona. Tanto palestinos como hebreos han seguido con los ataques mutuos en contra de sus localidades.

19 de Abril de 2001 | 10:21 | AP
CIUDAD DE GAZA, Franja de Gaza.- Los palestinos dispararon durante la madrugada del jueves proyectiles de mortero contra un asentamiento judío en la Franja de Gaza y un centro agrícola en Israel, país que respondió con un intenso cañoneo de tanques que hirió gravemente a un miembro del grupo extremista musulmán Hamas.

Los nuevos ataques con mortero ocurrieron pese a las dos incursiones israelíes en zonas de Gaza controladas por los palestinos y que tuvieron como fin evitar dichas agresiones. Debido a ello, el Primer Ministro Ariel Sharon fue criticado tanto por sus partidarios como por la oposición, e incluso el aliado tradicional de Israel, Estados Unidos.

Hamas se atribuyó el ataque con morteros realizado la noche del miércoles contra el asentamiento judío de Kfar Darom, en la Franja de Gaza. El grupo dijo el jueves que uno de sus activistas, Khalil Sakani, resultó gravemente herido en la cabeza debido a la metralla de un proyectil de un tanque israelí, que respondió al ataque palestino.

Hamas dijo posteriormente en unos volantes que los ataques con mortero fueron en represalia por los bombardeos israelíes realizados a principios de semana contra objetivos sirios en el Líbano. En el pasado, Hamas se ha atribuido otros ataques con morteros.

Otros cinco proyectiles de mortero cayeron en una granja comunal israelí en Nir Am, al borde de la Franja de Gaza, también la noche del miércoles. Israel intentó detener los ataques con mortero al ocupar brevemente dos zonas palestinas en la Franja de Gaza, en dos operaciones separadas realizadas el martes y el miércoles.

Las incursiones israelíes fueron condenadas por Estados Unidos y Sharon habló el miércoles con el Presidente norteamericano George W. Bush para intentar aclarar la situación.

Sharon dijo a Bush que el ejército israelí "no tendrá otra alternativa que tomar medidas preventivas" si persisten los tanques con mortero, dijo la oficina del Primer Ministro.

Sharon agregó que la ocupación israelí de zonas palestinas siempre tuvo como finalidad una corta duración. El brigadier general encargado de las operaciones dijo en un principio que sus hombres estaban preparados para permanecer meses en el territorio ocupado, aunque horas después Sharon ordenó la retirada de los soldados, después que el secretario de Estado norteamericano criticó la actitud de Israel.

La incursión y la apresurada retirada desató críticas de los colonos judíos, quienes denunciaron que Sharon no hace todo lo que debe para garantizar la seguridad, de políticos duros según los cuales Sharon sucumbió a las presiones norteamericanas, y de pacifistas, quienes consideran que el primer ministro sólo usa la fuerza y no las negociaciones.

El ministro de Transporte Ephraim Sneh dijo el jueves que Sharon no informó al gabinete de seguridad sobre la invasión y debido a ello tuvo un incidente diplomático con Estados Unidos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores