Todo listo para cumbre de Quebec, incluso los manifestantes

El perímetro de seguridad que levantarán las autoridades policiales para resguardar la seguridad de los 34 gobernantes que participarán en las III Cumbre de las Américas, una valla de cemento y rejas de acero de tres metros de alto y 3,8 km de largo , comenzará a funcionar este jueves a partir de las 18.00 locales (22.00 GMT).

19 de Abril de 2001 | 16:14 | AFP
QUEBEC.- Quebec se atrincheraba este jueves para garantizar la seguridad de los 34 gobernantes que participarán en la III Cumbre de las Américas, mientras los manifestantes iniciaron sus protestas con un "picnic" y el agricultor francés José Bové, convertido en símbolo de la lucha antiglobalización, llamó a combatir por todos los medios -incluso ilegales- a los alimentos genéticos.

El perímetro de seguridad, una valla de cemento y rejas de acero de tres metros de alto y 3,8 km de largo que pretende evitar que los manifestantes se acerquen a los jefes de Estado y de Gobierno, comenzará a funcionar este jueves a partir de las 18.00 locales (22.00 GMT).

Hasta el fin de la Cumbre, el domingo de noche, la valla aislará los hoteles y el Centro de Convenciones donde están los gobernantes, pero también a restaurantes, iglesias y hogares de miles de quebequeses, que necesitan un pase especial con su foto para entrar y salir del área, y que no podrán recibir visitas durante la reunión.

Las autoridades esperan en Quebec a unos 10.000 manifestantes, la mayoría de los cuales tiene previsto arribar este jueves y viernes. Más de 6.000 policías y 1.200 soldados, entrenados especialmente y provistos de balas de goma, ya patrullan las calles de la ciudad.

Siete jóvenes fueron detenidos entre el martes y el jueves en la región de Quebec en posesión de explosivos destinados presuntamente a crear disturbios durante la cumbre.

No obstante, la primera protesta, que reunió este mediodía a unos 300 manifestantes para un singular "picnic", no contó con presencia policial.

En el almuerzo, organizado por el movimiento "Barriga de resistencia del ALCA (Area de Libre Comercio de las Américas)", Bové incitó a los manifestantes a luchar activa e ilegalmente contra los transgénicos.

"Hay que dejar de lado el discurso y actuar. Hay que destruir los campos de organismos genéticamente modificados (OGM). Hay que atacar los laboratorios, que continúan fabricando estas semillas de muerte, hay que atacar los centros de (las empresas multinacionales) Monsanto y Novartis, no hay que darles ni cinco minutos de respiro", afirmó Bové, símbolo de la lucha antiglobalización, en una improvisada tarima.

"No hay que tener miedo de que este combate salga de la legalidad", señaló ante miembros del Movimiento de Campesinos Sin Tierra de Brasil (MST), Greenpeace, Acción Genética (a favor de etiquetar todos los alimentos genéticos), anarquistas, Skaters contra el ALCA y Los amigos de la Tierra de Quebec.

Algunos manifestantes estaban disfrazados de bananas y manzanas, con carteles que leían "Una tierra sin OGM". Otros llevaban túnicas blancas, gorros y guantes de médico y mostraban un frasco de plástico con un potaje verde. "Científico loco de Monsanto", decía una de las túnicas.

"Estamos contra todo símbolo del imperialismo, como es McDonald's, los latifundios y Monsanto", dijo otro de los oradores, Luis Paulo Facioni, del MST, que recordó la quema de plantaciones de supuestos transgénicos en Rio Grande do Sul (sur de Brasil) en enero pasado, junto a Bové y unos mil campesinos sin tierra.

Varios comercios, entre ellos el local de McDonald's que se encuentra en el centro de Quebec, cerrarán durante estos días tras colocar rejas de acero en las vidrieras para evitar daños. Una barricada será alzada frente a McDonald's, y el cartel luminoso será retirado, dijo al diario The Globe and Mail un empleado de la empresa.

Con este picnic "nos oponemos a la comercialización de la vida, de las semillas, de nuestras culturas, nuestra herencia, que es lo que sucede con los acuerdos comerciales, como el ALCA", dijo a la AFP Christie Young, una de las organizadoras de la protesta, que vestía una camiseta con un enorme código de barras en blanco y negro, que arriba leía "íResiste!".

Los manifestantes, que continuarán sus protestas durante la celebración de la Cumbre, almorzaron sandwiches de brotes de soja y porotos negros, chips de tortilla, maníes y frutas secas mientras escucharon a los oradores. Tras el almuerzo, entregaron una declaración con una serie de recomendaciones a las autoridades del Ministerio.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores