Canadá: Cumbre de los Pueblos dice "no al ALCA"

Los delegados a la llamada "cumbre de los pueblos", que se realiza en Quebec en contraposición a la Cumbre de las Américas, afirmaron que el proyecto neoliberal es racista, sexista, injusto y destructor del medio ambiente".

19 de Abril de 2001 | 22:16 | Ansa
QUEBEC.- Los delegados a la llamada "cumbre de los pueblos", que se realiza en Quebec en contraposición a la Cumbre de las Américas de 34 jefes de gobierno de todo el continente, emitieron una declaración en la piden "rechazar el proyecto de liberalización del comercio, de las inversiones, de desregulaciones y privatizaciones" que entraría en vigor con la puesta en marcha del área de libre comercio hemisférico.

Los dirigentes antiglobalización afirmaron que el acuerdo del ALCA "se ha venido negociando secretamente entre los jefes de Estado y de gobierno" de las Américas.

Para las agrupaciones sindicales, civiles y ecologistas "el proyecto neoliberal es racista, sexista, injusto y destructor del medio ambiente".

"Nosotros proponemos la construcción de nuevas vías de integración continental basadas en la democracia, la igualdad, la solidaridad, el respeto al medio ambiente y a los derechos humanos", señalaron.

Se espera que 20.000 personas llegarán a la ciudad canadiense de Quebec para llevar a cabo manifestaciones contra la cumbre y contra el ALCA en el espíritu de las protestas de diciembre de 1999 en Seattle, durante la reunión de la Organización Mundial del Comercio.

En el documento de la "Cumbre de los Pueblos", los delegados afirman que "el proyecto del ALCA es un estatuto de derechos y libertades para los inversionistas" que "consagra la supremacía del capital sobre el trabajo".

El discurso crítico de los activistas tiene también reflejo entre las organizaciones sindicales de Estados Unidos, el principal impulsor del ALCA.

Según los líderes gremiales, la creación del área de libre comercio representará el traslado de los puestos de trabajo desde los países más desarrollados hacia aquellos donde la mano de obra es más barata y las legislaciones contra la contaminación más débiles.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores