Agricultores franceses exigen ayuda por crisis de Fiebre aftosa y vaca loca

Con marchas en varias ciudades de Francia se han manifestado para pedir al gobierno que tome medidas para enfrentar los daños que han causado estas graves enfermedades.

21 de Abril de 2001 | 08:48 | EFE
PARIS.- Varios miles de agricultores se manifestaron hoy por en diversos puntos de Francia, en una iniciativa de la principal organización del sector, la FNSEA, para llamar la atención en particular sobre la situación de los ganaderos después de las crisis de las "vacas locas" y de la fiebre aftosa.

Aproximadamente un millar de personas, según la policía, se manifestaron por las calles de La Roche sur Yon (oeste), entre los que estaba el presidente saliente de la Federación Nacional de Sindicatos de Explotadores Agrícolas (FNSEA), Luc Guyau, y del presidente del consejo general del departamento de Vendée, el soberanista Philippe de Villiers.

Otro millar de agricultores se concentraron en Tulle (sur), donde encabezaron la marcha dirigentes de diferentes sindicatos y pidieron que "los agricultores puedan continuar viviendo decentemente de su oficio".

Hubo marchas similares por la mañana en más de una decena de ciudades como Albi, Cahors, Tarbes, Montpellier, Arles o Nimes, donde los manifestantes caminaron junto a un rebaño de corderos.

La jornada, lanzada por la FNSEA en 70 departamentos, ha recibido el apoyo de otras de las grandes organizaciones del sector como la Confederación Nacional de Jóvenes Agricultores (CNJA), pero no de la Confederación Campesina del conocido líder del movimiento antiglobalización José Bové.

La CNJA alertó que el mundo rural está sufriendo un duro golpe con las crisis de la encefalopatía espongiforme bovina (EEB) y de la fiebre aftosa, que se puede traducir en la supresión de 50.000 puestos de trabajo en el sector cárnico.

Guyau, subrayó en una entrevista publicada hoy por "Libération" que los ganaderos "están hartos" de ser criticados por los políticos y los medios de comunicación por utilizar procedimientos de producción que no tienen en cuenta la seguridad del consumidor y el respeto del entorno natural.

"Por supuesto que hemos cometido errores. Pero hemos cambiado: hace diez años que no utilizamos harinas cárnicas, diez años que hacemos agricultura biológica, que vamos hacia una agricultura razonable, mucho más respetuosa del medio ambiente", se defendió Guyau.

El líder sindical, que dijo estar confiado en poder movilizar hoy entre 70.000 y 100.000 personas en toda Francia, advirtió que si lo que se quiere es "la muerte de la ganadería francesa (...) no hay más que importar masivamente para cubrir nuestras necesidades, sin ninguna garantía" sobre el origen o el recorrido de los alimentos hasta que llegan al consumidor.

De su entrevista con el primer ministro francés, Lionel Jospin, el próximo día 26, Guyau espera conseguir que lleguen rápidamente a los afectados los 213 millones de euros prometidos por el Ministerio de Agricultura, de los que "los ganaderos no han recibido más que 7,6 millones de euros hasta ahora".

Pero además puntualizó que ese dinero prometido por el Gobierno "cubre menos del 30 por ciento de nuestras pérdidas reales", en un momento en que el consumo de carne de vacuno ha caído entre un 30 y un 50 por ciento respecto al de hace un año.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores