Dos muertos, 41 heridos en ataque suicida en Israel

La explosión siguió a una reunión patrocinada por Estados Unidos entre jefes de seguridad israelíes y palestinos, que se realizó la noche del sábado. Tras cuatro horas de conversaciones, Israel convino en retirar el domingo algunas de las medidas de castigo contra los palestinos, informó el ejército.

22 de Abril de 2001 | 10:11 | Reuters
KFAR SABA, Israel.- Dos personas murieron y 41 resultaron heridas en un ataque suicida palestino perpetrado el domingo en la hora de mayor tráfico cerca de la ciudad israelí de Tel Aviv.

La policía dijo que el ataque ocurrió alrededor de las 9.10 de la mañana (0610 GMT) cuando un autobús se aproximaba a una parada de ómnibus de Kfar Saba, una localidad de 75.000 personas ubicada unos 20 kilómetros al norte de Tel Aviv, la principal ciudad de Israel.

Ningún grupo se atribuyó de inmediato la responsabilidad por el ataque, que mató al agresor -descrito por un testigo como un hombre joven con un maletín de computadora- y al médico israelí Mario Goldin, de 53 años, quien estaba esperando el autobús para ir al hospital.

El gobierno del primer ministro israelí, Ariel Sharon, responsabilizó a la Autoridad Palestina del atentado.

"El gobierno de Israel no diferencia entre un ataque con mortero contra poblados y aldeas israelíes en Negev y un ataque suicida o terrorista en Kfar Saba. La máxima responsabilidad recae directamente sobre los hombros de la Autoridad Palestina", dijo el portavoz de Sharon, Raanan Gissin.

Sin embargo, el canciller Shimon Peres dijo que el atentado no debe destruir las posibilidades de diálogo con los palestinos, en su séptimo mes de insurrección contra la ocupación israelí.

"Debemos continuar conversando para ver si podemos poner fin a la violencia", dijo a la prensa.

La noche anterior, funcionarios de seguridad palestinos e israelíes se reunieron en la frontera de la Franja de Gaza para sostener conversaciones de seguridad con vistas a reducir la violencia, pero al parecer hubo poco progreso.

"Por una parte, continuaremos combatiendo el terrorismo. Por otra parte, continuaremos haciendo un esfuerzo para lograr el diálogo, de modo que podamos convencer a los palestinos de que no pueden alcanzar nada (a través de la violencia)", dijo el ministro de Defensa Binyamin Ben-Eliezer.

Testigos dijeron que el atacante, de pie en una fila que se disponía a bordar el autobús, esperó deliberadamente a que el conductor abriera la puerta antes de detonar un artefacto explosivo que llevaba sujeto a la cintura.

Según la policía, las víctimas del ataque se encontraban a bordo del autobús o esperando en la fila. La localidad israelí, cerca de Cisjordania, ha sido un blanco frecuente de atentados palestinos.

Fuentes de hospitales dijeron que atendieron a 41 personas, entre ellas un niño de 15 años en condición grave y el resto con lesiones leves o moderadas.

Algunos heridos fueron transportados en ambulancias aferrando todavía los paquetes con almuerzos y bebidas que habían llevado al trabajo.

En la violencia de la semana pasada se registraron ataques de morteros palestinos y las primeras incursiones de envergadura de Israel en áreas de la Franja de Gaza controladas por los palestinos desde un levantamiento contra la ocupación israelí en los territorios árabes ocupados que comenzó en septiembre.

Israel lleva meses bajo alerta máxima contra posibles ataques con bombas y atentados suicidas por parte de extremistas islámicos, en medio de un levantamiento palestino en Cisjordania y la Franja de Gaza, tras el estancamiento de las negociaciones de paz.

El grupo extremista isl_Dmico Hamas, opuesto a las negociaciones de paz con el estado judío, ha prometido llevar a cabo ataques suicidas desde la elección en febrero del derechista Sharon.

Antes de la explosión, el número de muertos en casi siete meses de violencia ascendía a por lo menos 381 palestinos, 71 israelíes y 13 árabes israelíes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores