Policía colombiana captura a otro poderoso narcotraficante

Luego del arresto del mayor narcotraficante brasileño este fin de semana, la policía colombiana capturó a otro poderoso delincuente pero de origen peruano, requerido por su país por el envio de cinco toneladas de cocaína a Estados Unidos a través de Panamá.

23 de Abril de 2001 | 17:54 | Agencias
BOGOTA.- La policía colombiana dijo que capturó este lunes a un narcotraficante solicitado en extradición por Perú y acusado del envio de cinco toneladas de cocaína a Estados Unidos a través de Panamá.

El colombiano Vicente Wilson Rivera, de 58 años, fue detenido en un lujoso apartamento del balneario caribeño de Cartagena, donde estaba con su hijo Camilo Henry Rivera.

La Dirección General de la Policía dijo que Rivera es investigado por narcotráfico en Brasil, Ecuador, Colombia, Paraguay, Perú, Venezuela y Holanda.

Las autoridades afirmaron que el detenido, considerado uno de los narcotraficantes más viejos de este país, tuvo vínculos con el cartel de Cali, desmantelado en 1995 tras la captura de sus jefes, los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela.

Rivera también es acusado de poseeer laboratorios para el procesamiento de cocaína, ubicados en zonas selváticas de los departamentos Nariño y Putumayo, al sur del país, y en el Vichada, al este, en la frontera con Venezuela y Brasil.

El capturado fue entregado a la Fiscalía General de la Nación, que inició los trámites para su extradición. Colombia restableció la extradición de sus nacionales en diciembre de 1997.

Ese mecanismo estuvo suspendido desde 1991 por una reforma que modificó la Constitución en medio de presiones y amenazas de narcotraficantes. El arresto se prudujo dos días después de que el ejército capturó a Luis Fernando Da Costa, acusado de ser el mayor narcotraficante de Brasil y de tener vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el principal grupo rebelde del país.

Colombia, es considerado por Estados Unidos, como el primer productor mundial de cocaína con 520 toneladas al año.

El gobierno asegura que el narcotráfico es el combustible que alimenta el conflicto interno de 37 años, el más prolongado del hemisferio, y que dejó 40.000 muertos en la última década. Además de la guerrilla izquierdista, los escuadrones paramilitares de ultraderecha, acusados de cometer las peores violaciones a los derechos humanos en este país, reciben aportes del narcotráfico para financiar sus ejércitos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores