Parlamento ucraniano aprueba moción de censura contra Premier

En el cenit de la aguda crisis política, social e institucional que sufre el país desde finales del año pasado, la Rada, o Parlamento unicameral, aprobó la censura contra el Premier Víctor Yuschenko por 263 de los 450 votos, 37 por encima del mínimo necesario.

26 de Abril de 2001 | 17:05 | Agencias
KIEV.- El Gobierno reformista del Primer Ministro de Ucrania, Víctor Yuschenko, cayó este jueves tras aprobar el Parlamento una crucial moción de censura que dejó al país más cerca de Rusia y más lejos de Europa.

En el cenit de la aguda crisis política, social e institucional que sufre el país desde finales del año pasado, la Rada, o Parlamento unicameral, aprobó la censura por 263 de los 450 votos, 37 por encima del mínimo necesario.

Sólo 69 diputados votaron en contra de la moción, otros 24 se abstuvieron, 53 no participaron en la votación y 41 no estuvieron presentes en la sala. El resultado de la votación que, según establece el reglamento de la Cámara, fue precedida por una anterior con casi las mismas cifras, "es un grave revés para la democracia en Ucrania", dijo el Primer Ministro saliente, visto en Europa y Estados Unidos como "el hombre del futuro".

"Me voy para volver", aseguró con aplomo Yuschenko, a quien se le atribuye su compromiso con la lucha contra la corrupción y el saqueo del país, así como el despegue económico ucraniano el año pasado, cuando el Producto Interior Bruto (PIB) creció un seis por ciento.

Yuschenko manifestó en su última intervención parlamentaria que "la elite política ha sido incapaz de reconocer la economía legal como única posible en Ucrania". La caída de Yuschenko, provocada por una alianza de comunistas y grupos de hombres de negocios conocidos como "oligarcas", significó un triunfo pírrico del presidente Leonid Kuchma, sobre cuya cabeza pende otra votación para iniciar su destitución constitucional.

También significó una importante victoria para Moscú, preocupada los últimos años por el alejamiento del vecino país eslavo, de 51 millones de habitantes, que proclamaba su "vocación europea" pese a depender económicamente de los suministros rusos de energía.

En Moscú, una declaración del Kremlin aparentemente preparada de antemano expresó segundos después de la votación en Kiev el deseo de Rusia de que la relación bilateral "siga un desarrollo positivo en interés de los pueblos de ambos países".

Mientras dentro de la Rada se desarrollaba el drama político, más de 15.000 seguidores se manifestaban a favor de Yuschenko y exigían la dimisión de Kuchma, vinculado con la desaparición y presunto asesinato del periodista crítico Gueorgui Gongadze.

El periodista desapareció en septiembre pasado, y en noviembre fue hallado un cuerpo decapitado y desfigurado que fue identificado como suyo por la Fiscalía con una seguridad del 99,6 por ciento, aunque posteriormente surgieron dudas sobre el análisis.

Poco después, el líder socialista Alexandr Moroz reprodujo en la Rada grabaciones secretas hechas por un oficial de seguridad en el despacho de Kuchma en las que éste ordenaba deshacerse de Gongadze, lo que ocasionó una movilización social contra el Presidente.

La Rada tenía en su agenda de hoy una propuesta para iniciar un proceso de destitución constitucional de Kuchma y crear una comisión encargada de investigar su gestión como primer ministro (1992-93) y como jefe de Estado.

Todo el apoyo de la Unión Europea (UE) y otras instituciones al plan de reformas de Yuschenko durante los últimos días se estrelló contra la exótica alianza de comunistas y grandes capitalistas, que dominan la "economía sumergida" ilegal combatida por Yuschenko.

Como señal de la alegría del Kremlin por la caída de Yuschenko, el diputado ruso Dmitri Rogozin, la voz de Putin en el Parlamento, declaró que la destitución del primer ministro ucraniano se produjo "de acuerdo con los intereses nacionales de Ucrania".

Rogozin destacó que la moción de censura salió adelante "pese a las presiones de Occidente'', que según él está "alarmado" por el acercamiento entre Moscú y Kíev.

El diputado ruso dijo que el debate en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa sobre la propuesta de excluir a Ucrania por reprimir a la oposición y la prensa crítica es otra de las "groseras presiones sobre Ucrania para impedir que vuelva hacia Rusia".

La víspera de la crucial votación, el primer ministro sueco, Goran Persson, actual presidente de la UE, llamó por teléfono a Yuschenko y en nombre de los Quince le expresó todo el apoyo a "su exitoso rumbo de reformas".

Javier Solana, alto responsable de política exterior y seguridad de la UE, advirtió la semana pasada en Kiev de que Ucrania debe seguir con las reformas y hacerlas "irreversibles" si no quiere aislarse de Europa y Occidente.

Kuchma, quien desde su llegada al poder en 1993 ha mantenido una política ambigua de acercamiento a Europa y de dependencia de Moscú, dio un giro cualitativo hace dos meses al firmar con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, profundos acuerdos de cooperación militar.

Medios próximos al Kremlin revelaron entonces que Kuchma se quejó a Putin de que "Yuschenko está llevando a Ucrania hacia Occidente", en un giro atribuido por la prensa a su acoso en casa por corrupción y el caso Gongadze y el deseo de buscar del respaldo del Kremlin.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores