Aplican exámenes médicos a ex presidente filipino

El depuesto presidente filipino Joseph Estrada comenzó a ser sometido a exámenes médicos el sábado ante su posible traslado a una prisión remota para evitar que las protestas de sus simpatizantes se agraven.|

28 de Abril de 2001 | 13:55 | Agencias
MANILA.- El depuesto presidente filipino Joseph Estrada comenzó a ser sometido a exámenes médicos el sábado ante su posible traslado a una prisión remota para evitar que las protestas de sus simpatizantes se agraven.

La presidenta Gloria Macapagal Arroyo dijo en la televisión nacional que ha mantenido una política de "máxima tolerancia" durante los cuatro días de protestas, dado que éstas han sido pacíficas, pero advirtió que la situación inestable no debe ser vista como una oportunidad por parte de eventuales golpistas.

"No nos dejen caer víctimas del siniestro plan de unos cuantos elementos engañados, quienes sueñan con usar esta situación para avanzar en sus ambiciones a expensas del estado de derecho y del bienestar de nuestro pueblo", dijo la presidenta.

Simpatizantes de Estrada, la mayoría de estratos pobres, están exigiendo la liberación del ex mandatario y su regreso a la presidencia, apostados a sólo medio kilómetro de la celda del ex líder.

Por vez primera desde el miércoles, cuando fue encarcelado acusado de corrupción, Estrada fue sacado del campamento Crame, sede del cuartel general de la policía.

En un esfuerzo por confundir a los periodistas, las autoridades sacaron del lugar una caravana motorizada antes de trasladar a Estrada en helicóptero hacia un hospital local, donde será sometido a varias evaluaciones médicas.

"Queríamos que el señor Estrada fuera revisado para cerciorarnos de que no está enfermo", dijo el portavoz presidencial Rigoberto Tiglao. "Como saben, tiene 64 años y ha sufrido de tensión nerviosa".

Arroyo dijo que su gobierno garantizará la seguridad, salud y comodidad de Estrada, y prometió que el depuesto presidente tendrá un proceso justo.

El gobierno ha hablado de trasladar a a Estrada a una instalación especial en Santa Rosa, a unos 60 kilómetros al sur de la capital.

Aunque esas instalaciones, una casa dentro de un complejo amurallado, dotada de cocina, televisor y dormitorio, son mucho mejores que la celda en Crame, los abogados de Estrada solicitan un arresto domiciliario o una liberación bajo fianza. Ninguno de esos beneficios es aplicable en caso de acusaciones de despojo nacional.

Las autoridades confían que el traslado de Estrada fuera de Manila evitará un motivo más a los manifestantes, mientras el país se prepara para las elecciones locales y legislativas del 14 de mayo, consideradas por los analistas un referéndum sobre la gestión de Arroyo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores