Se reanudan vuelos de Aerolíneas Argentinas tras huelga

El movimiento de protesta, que fue obligado por el gobierno argentino a suspenderse por diez días, comenzó luego que se confirmaron los despidos impulsados por el gobierno español, el principal accionista de la empresa, para recortar gastos y sacar a la firma de su virtual estado de bancarrota.

03 de Mayo de 2001 | 11:31 | Reuters
BUENOS AIRES.- Los vuelos de Aerolíneas Argentinas y su subsidiaria Austral se reanudaron el jueves cuando el personal técnico de la empresa debió abandonar una huelga, que ya llevaba nueve días, en la que protestaban por el despido de 500 personas, dijeron fuentes empresarias.

"Los vuelos se están normalizando paulatinamente. El primer vuelo salió de Ezeiza a las 8.15 horas (1115 GMT) hacia Santiago de Chile", dijo Natalia Figueroa, portavoz de Aeropuertos Argentina 2000, empresa que opera las más importantes estaciones aéreas del país.

La huelga debió ser abandonada luego que el gobierno dictó una conciliación obligatoria, un procedimiento legal que puede imponer el Ministerio de Trabajo por el cual la empresa debe reincorporar a los trabajadores despedidos y reiniciar los servicios por el período que dure la negociación.

La medida tomada por el gobierno se aplicará durante un período de 10 días, durante los cuáles las partes deberán encontrar una solución al conflicto.

"Si bien es importante que los compañeros estén de vuelta con nosotros trabajando, sin duda van a ser 10 días (de negociación) muy duros", dijo a una radio Juan Papalardo, secretario adjunto de la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA).

APTA comenzó hace nueve días una huelga por tiempo indeterminado, cuando se confirmaron los despidos impulsados por el gobierno español, el principal accionista de la empresa, para recortar gastos y sacar a la firma de su virtual estado de bancarrota.

"El gobierno nacional es el único que puede hallarle una solución al tema de Aerolíneas y Austral porque el tema de las empresas es político, no es un problema ni gremial ni laboral", explicó Papalardo.

Según las autoridades de la compañía, la paralización de las actividades de Aerolíneas Argentinas y su subsidiaria Austral implica una pérdida de tres millones de dólares diarios.

"Si no logramos que la conducción española deje Aerolíneas Argentinas en este momento, es muy posible que el conflicto no se pueda solucionar porque la única razón que tienen los españoles para seguir conduciendo Aerolíneas es terminar de quebrarla", dijo Papalardo.

Aerolíneas realiza un promedio de 70 vuelos diarios, entre domésticos e internacionales.

En diciembre, el gobierno argentino acordó una reestructuración de la aerolínea con su par español, que incluye una inyección de capital de 650 millones de dólares y, entre otros ajustes, el despido de 1.300 trabajadores sobre una planta de 6.500.

Aerolíneas y APTA fracasaron recientemente en un intento por llegar a un acuerdo tras varias semanas de negociaciones convocadas por el Ministerio de Trabajo.

El Estado argentino posee el 5,0 por ciento de las acciones de Aerolíneas Argentinas, mientras que los trabajadores mantienen una porción minoritaria, entre otros accionistas.

Aerolíneas es la única línea aérea de bandera argentina y con Austral es la principal operadora de vuelos domésticos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores