Grecia: Iglesia Ortodoxa impone concesiones a Juan Pablo II

Como Juan Pablo II fue invitado por el Estado y no por la Iglesia, ningún prelado ortodoxo estará presente en el aeropuerto para la llegada del Papa, quien será recibido por el ministro griego de Relaciones Exteriores, Georges Papandreu.

03 de Mayo de 2001 | 12:54 | AFP
ATENAS.- La Iglesia Ortodoxa griega, que a regañadientes aceptó la visita de Juan Pablo II, primer Papa en la historia que viajará a Grecia, adonde llegará el viernes, le impuso una serie de concesiones para que pueda cumplir su sueño de caminar por el Areópago, casi 2.000 años después de San Pablo.

El Sumo Pontífice se privó de la presencia a su lado del cardenal Ignace Mussa I Daud, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales y antiguo patriarca de los católicos de rito sirio (uniatas), indicó el portavoz de la Conferencia Episcopal de Grecia, Nicos Gasparakis.

El asunto de los uniatas es un diferendo de importancia entre católicos y ortodoxos, pues estos últimos reprochan a los primeros utilizarlos como "caballo de Troya" para obtener tierras que históricamente pertenecieron a los ortodoxos.

La presencia de monseñor Daud, que había sido anunciada, levantó una ola de críticas del arzobispado ortodoxo. Ello "no contribuirá, ciertamente, al espíritu de comprensión y amor (que) debe prevalecer entre las dos Iglesias", había dicho a la AFP su portavoz Harrys Konidaris.

Además, como Juan Pablo II fue invitado por el Estado y no por la Iglesia, ningún prelado ortodoxo estará presente en el aeropuerto para la llegada del Papa, quien será recibido por el ministro griego de Relaciones Exteriores, Georges Papandreu.

En cambio, interlocutores ortodoxos y católicos desmintieron categóricamente que la Iglesia haya intervenido para que el Papa no bese la tierra a su llegada. Desde hace varios años, su estado de salud no le permite ese gesto. Pero se inclinará hacia una vasija con tierra, según los católicos.

El Santo Sínodo, instancia suprema de la Iglesia ortodoxa, no aceptó una plegaria común. Los dos dirigentes cristianos estarán "vestidos con sobriedad, sin vestimenta de misa, pues no pronunciarán ninguna oración durante sus tres reuniones" previstas, indicó un responsable ortodoxo que pidió el anonimato.

En la primera reunión, que se llevará a cabo en el Arzobispado de Atenas, monseñor Christodulos expondrá "todos los problemas de contenido histórico y dogmático" interreligioso, entre ellos los de las Cruzadas y los Uniatas.

"Pero no habrá ningún diálogo teológico", destacaba la misma fuente, una perspectiva que habría apreciado el jefe de la Iglesia Católica, pues lo acompaña el cardenal Walter Kasper, prefecto del Consejo Pontificio para la promoción de la unidad de los cristianos.

En el Areópago, donde según la tradición el apóstol San Pablo habló en el 50 después de j.c a los paganos de Atenas, será leída una "declaración conjunta" sobre los orígenes y el futuro de Europa, firmada por los dos altos prelados.

Pero según fuentes concordantes, ese texto seguía siendo duramente negociado la tarde de este jueves. Los ortodoxos quieren incluir referencias, en particular a la "invasión" de Chipre por parte de Turquía en 1974, pero la Santa Sede se opone.

La noche del viernes, en la Nunciatura, monseñor Christodulos no asistirá a la cena prevista, contrariamente al deseo del sumo Pontífice, para evitar, justamente, "una oración conjunta".

Al día siguiente, Juan Pablo II oficiará una misa ante unos 18.000 fieles, como máximo, a pesar de que el Vaticano había pedido el estadio olímpico, que tiene capacidad para 80.000 personas.

El Papa viajará el sábado rumbo a Siria, donde permanecerá hasta el 8 de mayo y de allí viajará a Malta.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores