Conflicto en Aerolíneas Argentinas se mantiene pese a tregua

Pese a que la empresa estaba obligada por el gobierno a reincorporar a los trabajadores despedidos, sindicalistas denunciaron que a 200 técnicos se les impidió el ingreso a sus puestos de trabajo.

04 de Mayo de 2001 | 11:26 | Reuters
BUENOS AIRES.- Aerolíneas Argentinas y su subsidiaria Austral impidieron el viernes ingresar a sus puestos de trabajo a 200 técnicos, parte de los 500 despedidos que deben reincorporar por decisión del ministerio de Trabajo, dijo una fuente sindical.

"En el aeropuerto (internacional de la localidad) de Ezeiza (cercana a Buenos Aires) tenemos 200 compañeros que están en la puerta de ingreso esperando para prestar servicio", dijo a una radio Claudio Morales, de la Comisión Directiva de la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA).

"Pusieron vigilancia de la empresa y llamaron a la Policía Militar Aeronáutica para impedir el acceso", agregó.

El sindicato realizó una huelga durante nueve días hasta que el gobierno dictó el miércoles una conciliación obligatoria, procedimiento impuesto por el Ministerio de Trabajo que obliga a la empresa a reincorporar a los trabajadores despedidos y reiniciar los servicios mientras dure la negociación.

La medida tomada por el gobierno se aplicará durante un período de 10 días, durante los cuales las partes deberán encontrar una solución al conflicto.

"El Ministerio intimó a la empresa a retrotraer la situación de hecho a la vigente con anterioridad al inicio de este conflicto. Esto implica que la gente tiene que prestar servicios normalmente", explicó Morales.

El jueves, los vuelos de la línea de bandera argentina y su subsidiaria Austral se reanudaron lentamente debido a la demora en la puesta a punto de todos los aviones de la compañía.

APTA comenzó el 24 de abril una huelga por tiempo indeterminado, cuando se confirmaron los despidos impulsados por el gobierno español, el principal accionista de la empresa, para recortar gastos y sacar a la firma de su virtual estado de bancarrota.

"Acá ya no se está en un conflicto entre una empresa y un sindicato. Este es evidentemente un conflicto entre España y Argentina, porque acá están violando leyes argentinas. Y la resolución la tomó un señor español", indicó Morales.

Según las autoridades de la compañía, la paralización de las actividades de Aerolíneas Argentinas y Austral implica una pérdida de tres millones de dólares diarios.

En diciembre, el gobierno argentino acordó una reestructuración de la aerolínea con su par español, que incluye una inyección de capital de 650 millones de dólares y, entre otros ajustes, el despido de 1.300 trabajadores sobre una planta de 6.500.

Aerolíneas y APTA fracasaron recientemente en un intento por llegar a un acuerdo tras varias semanas de negociaciones convocadas por el Ministerio de Trabajo.

"Es una burla que le están haciendo al Ministerio de Trabajo y al Presidente de la Nación", Fernando de la Rúa, dijo Morales.

El Estado argentino posee el 5 por ciento de las acciones de Aerolíneas Argentinas, mientras que los trabajadores mantienen una porción minoritaria, entre otros accionistas.

Aerolíneas es la única línea aérea de bandera argentina y con Austral es la principal operadora de vuelos domésticos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores