EE.UU. anuncia la reanudación de vuelos de espionaje en China

Autoridades del Pentágono informaron que aviones norteamericanos reiniciaron los vuelos de reconocimiento fuera del espacio aéreo chino, tras la colisión de un avión espía estadounidense con uno de la fuerza aérea china, situación que provocó una pugna diplomática entre ambas naciones.

07 de Mayo de 2001 | 09:32 | EFE
WASHINGTON.- Un avión RC-135 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, volando sin escolta armada, efectuó este lunes una misión de reconocimiento a lo largo de la costa norte de China en la reanudación de los vuelos de espionaje que Washington considera rutinarios.

Una fuente del Pentágono indicó hoy que el avión partió de la basé Kadena de la Fuerza Aérea en la isla japonesa de Okinawa y voló a lo largo de la costa china. Según el Pentágono ésta es la primera vez que Estados Unidos lleva a cabo una de sus misiones de "reconocimiento y observación" en torno a China desde que hace cinco semanas otro de sus aviones espía colisionó en vuelo con un avión de combate chino.

Fuentes militares aseguraron que la "misión de rutina" que ha llevado a cabo un avión RC-135 River Joint a lo largo de la costa norte de China, ha sido la primera desde el incidente del 1 de abril.

Esta nave se usa en misiones de observación en todo el mundo, y es una versión modificada del avión C-135, de largo alcance y vuelo a gran altitud. En situaciones de guerra o emergencias los River Joint operan en colaboración con los E-3 AWACS, y permiten que los militares estadounidenses obtengan información de reconocimiento casi en tiempo real, y el apoyo para la guerra electrónica.

El primer domingo de abril pasado un avión EP-3 de la Marina de Guerra de Estados Unidos colisionó en vuelo con un avión F-8 de la fuerza aérea china, mientras realizaba un vuelo frente a las costas del sur de China.

El piloto del avión chino, aparentemente, murió después que saltó con paracaídas, y el avión estadounidense realizó un aterrizaje, sin permiso, en la isla de Hainán, donde sus 24 tripulantes permanecieron detenidos 11 días.

China demandó que Estados Unidos pidiera perdón y admitiera su culpa en el incidente, y Washington ha respondido que la colisión se debió a la intrepidez del piloto chino, y que Estados Unidos tiene derecho a realizar los vuelos de observación militar fuera del espacio aéreo de China.

Como parte del arreglo que permitió la repatriación de los 24 tripulantes del EP-3, Beijing había exigido que Estados Unidos cesara sus vuelos de "reconocimiento".

El RC-135 completó su misión sin problemas y retornó a la base Kadena, según el informante militar estadounidense.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores