Beijing condena reinicio de vuelos de espionaje y retiene el EP-3

En reacción a la decisión estadounidense, anunciada el lunes en la noche por el Pentágono, un portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores reiteró la oposición de Beijing a los vuelos de vigilancia estadounidenses y anunció que "se lo haría saber" a la parte estadounidense.

08 de Mayo de 2001 | 08:01 | AFP
BEIJING.- China condenó este martes el reinicio de los vuelos de espionaje estadounidenses frente a sus costas y descartó devolver a corto plazo el avión espía, retenido en el sur del país desde el 1 de abril.

En reacción a la decisión estadounidense, anunciada el lunes en la noche por el Pentágono, un portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores reiteró la oposición de Beijing a los vuelos de vigilancia estadounidenses y anunció que "se lo haría saber" a la parte estadounidense.

Sun Yuxi, portavoz de la Cancillería, citado por la agencia Nueva China, llamó a Estados Unidos a "sacar las consecuencias" de la colisión entre un avión EP-3 de vigilancia electrónica de la marina estadounidense y un caza chino, ocurrida el 1 de abril frente a las costas chinas, y a "corregir tales errores".

Las relaciones entre la nueva administración estadounidense y la dirección china, que ya eran no muy buenas por las ventas de armas de Estados Unidos a Taiwán, empeoraron después de esta colisión, que provocó la muerte del piloto chino y el aterrizaje de emergencia del EP-3 en la isla de Hainán.

Los 24 tripulantes fueron liberados al cabo de once días y después que Bush "lamentó" en varias ocasiones el incidente, sin por lo tanto presentar "excusas".

Después del incidente, Estados Unidos había suspendido momentáneamente sus vuelos de patrulla frente a las costas chinas, antes de reiniciarlos unilateralmente el lunes, sin atender a las demandas de Pekín exigiendo discutir seriamente al respecto con Washington.

En relación al avión espía retenido en la isla de Hainán, después de mantener silencio en relación al destino del aparato, China tuvo un primer gesto la semana pasada cuando autorizó a un grupo de técnicos para que visitaran el aparato y estudiaran la posibilidad de repatriarlo.

Pero el reinicio el lunes de los vuelos de patrulla, parece poner en tela de juicio una entrega a corto plazo del avión.

Justo antes de protestar contra el reinicio de los vuelos de espionaje, el portavoz chino hizo saber que Pekín no autorizaría la partida del avión por vía aérea, como lo deseaba el secretario estadounidense de Defensa Donald Rumsfeld.

"La parte china declaró claramente en varias ocasiones (...) que es imposible que el avión estadounidense EP-3 vuelva a Estados Unidos por vía aérea", declaró Sun e invitó a Washington a adopar una "actitud pragmática y constructiva" para solucionar el caso del avión.

Lo que no está claro es por qué es "imposible" que el avión estadounidense, un aparato de un valor de 80 millones de dólares y equipado con sofisticados equipos electrónicos, pueda despegar de China y si se trata de razones técnicas o políticas.

"Por el momento, según los primeros elementos de la investigación, podría ser posible repararlo para que pueda despegar, aún cuando ésto no está claro", declaró Rumsfeld en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense CBS.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores