EE.UU.: Pentágono prepara aumento de presencia en el espacio

El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, propuso hoy aumentar la coordinación de todos sus programas espaciales, que incluyen satélites de comunicaciones y espionaje, sistemas de detección de misiles balísticos y los futuros aparatos que se piensan poner en marcha con el escudo antimisiles.

08 de Mayo de 2001 | 16:36 | EFE
WASHINGTON.- En una decisión que puede aumentar aún más las tirantes relaciones que EE.UU. mantiene en cuestiones de seguridad con China, Rusia y sus aliados europeos, el Pentágono anunció hoy, martes, su objetivo de incrementar su presencia en el espacio.

Sin embargo, el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, no llegó a anunciar claramente su intención de situar armas en el espacio exterior, algo que hasta ahora se ha considerado un "tabú", y que por ahora parece que no se quiere quebrar.

El secretario de Defensa propuso hoy aumentar la coordinación de todos sus programas espaciales, que incluyen satélites de comunicaciones y espionaje, sistemas de detección de misiles balísticos y los futuros aparatos que se piensan poner en marcha con el escudo antimisiles.

Estados Unidos tiene que "prestar gran atención a la protección y promoción de nuestros intereses en el espacio", dijo Rumsfeld durante la conferencia de prensa en la que presentó la mayoría de las propuestas que recomendó una comisión que él mismo presidió hasta enero pasado.

Toda esta reorganización será puesta en manos de la Fuerza Aérea, a través de un reforzamiento de su Mando Espacial, cuya importancia será realzada, ya que tendrá más autonomía y su responsabilidad recaerá en un general de cuatro estrellas, el más alto escalón de la oficialidad.

La reorganización hará más fácil otorgar fondos militares a cuestiones espaciales, que hasta ahora reciben una parte mínima del presupuesto de defensa (8.000 de los 310.000 millones de dólares previstos en el próximo ejercicio), según indicaron fuentes del Pentágono.

Rumsfeld fue el presidente de la comisión creada por el Congreso para estudiar las amenazas que EE.UU. podría afrontar desde el espacio, y que recomendó la militarización del espacio, porque los conflictos en ese medio son inevitables.

"La Historia nos ha enseñado que cada medio -tierra, mar y aire- ha visto conflictos", dijo la comisión en su informe, presentado en enero pasado, justo después de que Rumsfeld la abandonase para hacerse cargo del Pentágono.

El documento señalaba que EEUU era un candidato ideal para "un Pearl Harbor espacial", en referencia al ataque que la aviación japonesa realizó en 1941 sobre la Flota del Pacífico atracada en el fondeadero hawaiano.

El jefe del Pentágono recalcó que buena parte de la base del funcionamiento de EE.UU. (tanto las fuerzas armadas como la economía) residen en instalaciones situadas en el espacio, y vulnerables a un hipotético ataque.

En su primera declaración de importancia desde que ocupa el cargo, el secretario de Defensa no quiso responder claramente a las preguntas de los periodistas acerca de si piensa desplegar armas en el espacio, algo que todavía no ha hecho ningún país.

Sin embargo, la falta de una negativa clara por parte de Rumsfeld y el antecedente claro de la comisión que dirigió apuntan a que el Pentágono no descarta esa idea de desplegar armas en el espacio, posibilidad que ha sido criticada por numerosos expertos en seguridad.

"Si el Pentágono se decide a romper el tabú y colocar armas en el espacio, será una fuente de problemas con los aliados europeos y más aún con Rusia y China", señaló a EFE James Lindsay, especialista en defensa de la Brookings Institution.

Este anuncio se produce además en un momento poco oportuno, justo cuando varias misiones de enviados norteamericanos viajan por Europa y Asia para tratar de calmar las inquietudes que ha causado en aliados y rivales el proyecto de EE.UU. de crear un sistema de defensa antimisiles (NMD), anunciado la pasada semana por el presidente George W. Bush.

Ni Rusia ni China tienen medios técnicos para poner en marcha sistemas similares, tanto para afrontar la NMD como a un posible dominio estadounidense del espacio, lo que inevitablemente conduciría a un aumento de su desconfianza.

En este sentido, Rumsfeld intentó calmar cualquier aprensión de otros países al insistir en que el objetivo de EE.UU. "no es prevalecer en un conflicto, sino asegurarnos de que podemos disuadir a los demás de emprender actos hostiles" desde del espacio.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores