Congreso de EE.UU. aprueba primer presupuesto de Bush

Luego de que la Cámara de Representantes lo aprobara el miércoles, el Senado, dividido en partes iguales entre republicanos y demócratas (50-50), aprobó el proyecto de presupuesto por más de 1,95 billones de dólares por 53 votos contra 47, ya que varios senadores demócratas votaron junto a los republicanos.

10 de Mayo de 2001 | 14:01 | AFP
WASHINGTON.- El Congreso estadounidense aprobó el jueves el primer proyecto de presupuesto para el año 2002, propuesto por el presidente George W. Bush, que incluye una reducción masiva de impuestos por 1,35 billones de dólares en 11 años, con el objetivo de reactivar la economía estadounidense.

Luego de que la Cámara de Representantes lo aprobara el miércoles, el Senado, dividido en partes iguales entre republicanos y demócratas (50-50), aprobó el proyecto de presupuesto por más de 1,95 billones de dólares por 53 votos contra 47, ya que varios senadores demócratas votaron junto a los republicanos.

Se trata de una victoria para Bush, que presenta su primer presupuesto desde que asumió en enero pasado, aunque debió finalmente contentarse con una baja de impuestos sensiblemente inferior a la que había propuesto inicialmente.

"Es una gran victoria para el presidente y para el Congreso, así como para el pueblo estadounidense. Se trata de una primera etapa en un largo proceso, pero era crítica", declaró el jefe de la mayoría republicana en el Senado, Trent Lott, tras la votación.

Indicó que Bush había llamado por teléfono inmediatamente al liderazgo republicano en el Congreso para felicitarlo.

El proyecto de presupuesto prevé una reducción de impuestos del orden de 1,35 billones de dólares en 11 años, con incentivos fiscales por unos 100.000 millones de dólares este año, que tienen como meta reactivar la economía, actualmente en punto muerto.

Bush había propuesto inicialmente una reducción de impuestos por 1,6 billones de dólares en 10 años, pero debió flexibilizar su pedido ante la oposición de los demócratas.

Además, prevé 661.000 millones de dólares en gastos discrecionales para el año fiscal 2002, que comienza el 1 de octubre próximo, o sea un aumento de 4% en relación al año pasado.

Los parlamentarios previeron asimismo unos 325.000 millones de dólares para gastos de defensa, una cifra que debería ser revisada al alza una vez culminada la reevaluación, actualmente en curso, de la política nacional de defensa.

La aprobación del presupuesto provocó la cólera de una mayoría de los demócratas, que acusaron a los republicanos de haber "creado una bomba nuclear en materia fiscal", según el legislador Thomas Daschle.

La mayoría de los demócratas se opuso a la baja de impuestos, propuesta -según ellos- en detrimento de financiamientos adicionales en sectores como la educación.

Sin embargo, la batalla presupuestaria aún no ha terminado.

La resolución presupuestaria adoptada el jueves fija las grandes orientaciones y no tiene carácter vinculante. El Congreso incluso ignora muchas veces su contenido, ya que debe votar más tarde en el año una serie de proyectos de ley de gastos que desbloquean efectivamente el dinero para financiar las diferentes actividades del Estado federal.

Además, el Congreso aún debe legislar sobre el contenido preciso de las reducciones de impuestos.

La votación del presupuesto había sido aplazada en varias oportunidades, y fue objeto de intensas negociaciones entre la Casa Blanca, los republicanos y unos pocos demócratas favorables a las reducciones de impuestos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores