Ex ministros españoles volverán a la cárcel por lucha contra ETA

Los ex ministros de Interior y Seguridad del gobierno de Felipe González, José Barrionuevo y Rafael Vera, deberán retonar a la cárcel -bajo un sistema de semi libertad- tras haber sido condenados y luego liberados por su responsabilidad en la lucha contra ETA en la década de los '80 y '90a través de los "Grupos Antiterroristas de Liberación" (GAL).

16 de Mayo de 2001 | 16:16 | AFP
MADRID.- Dos ex altos cargos del antiguo Gobierno socialista español (1982-1996) volverán a prisión a cumplir lo que les queda de condena por su implicación en la "guerra sucia" contra ETA llevada a cabo por los parapoliciales Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), informaron este miércoles fuentes judiciales.

El ex ministro del Interior, José Barrionuevo, y el ex secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera, fueron condenados por el Tribunal Supremo español a diez años de prisión en 1998 por su implicación en el secuestro del ciudadano francés Segundo Marey, atribuido a los GAL.

La sala de lo penal del Tribunal Supremo decidió este miércoles que los dos ex altos cargos vuelvan a prisión después de que el Tribunal Constitucional rechazara los recursos de amparo presentados por los condenados. "Resueltos los recursos de amparo por el Tribunal Constitucional y por tanto una vez cesada la suspensión de la ejecución de las penas por desestimación de los mencionados recursos, esta Sala acuerda la continuación de la ejecución de las penas pendientes de cumplimiento", informó el Tribunal Supremo.

Barrionuevo y Vera deberán reingresar en prisión junto con el ex director general de la Seguridad del Estado, Julián Sancristóbal, el ex secretario general de los socialistas de Vizcaya (País Vasco, norte) Ricardo García Damborenea, y los ex policías Miguel Planchuelo, Julio Hierro, Francisco Saiz Oceja, Luis Hens y Juan Ramón Corujo.

Todos ellos habían sido condenados en julio de 1998 por el secuestro por los GAL, en 1983, del ciudadano francés de origen español, Segundo Marey, al que sus secuestradores confundieron con un responsable de la organización terrorista vasca ETA.

Marey fue retenido durante diez días por los GAL.

El Tribunal Supremo impuso a Vera y Barrionuevo una pena de diez años de cárcel, que en diciembre de 1998 fueron reducidos a tres al concederles el gobierno centro-derechista de José María Aznar un indulto parcial sobre las dos terceras parte de la condena.

Pocos días después, el Tribunal Constitucional español acordaba la suspensión de la pena y la puesta en libertad de los condenados, mientras decidía sobre sus recursos de amparo.

El rechazo del recurso de amparo por parte del Tribunal Constitucional ha conllevado la vuelta a prisión de Barrionuevo, que aún deberá cumplir tres años de cárcel, y de Vera, que permanecerá en prisión durante dos años y dos meses más, así como del resto de los condenados.

No obstante, Vera y Barrionuevo podrán mantener un régimen de semi-libertad, que les obliga a permanecer en la cárcel de lunes a jueves, pudiendo salir de viernes a domingo y cuando tengan que realizar gestiones fuera del centro penitenciario.

Los GAL, grupos parapoliciales anti-separatistas vascos, cuyo objetivo era la lucha contra ETA, perpetraron 28 asesinatos en los años 80, pero el gran escándalo sobre sus acciones estalló en 1994 cuando un policía condenado por haber formado parte de este grupo afirmó haber actuado por órdenes del Gobierno socialista de Felipe González.

El propio González fue llamado como testigo durante el juicio a su antiguo ministro del Interior y él mismo fue exonerado por la justicia española de cualquier responsabilidad en el caso del secuestro de Segundo Marey, considerado la primera acción de los GAL.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores