Israel no construirá nuevos asentamientos en territorios palestinos

Adoptando una de las recomendaciones de la Comisión Mitchell, el gobierno israelí, a través de su ministro de Relaciones Exteriores Shimon Peres, anunció que su país no construirá nuevos asentamientos en las zonas bajo autonomía palestina, pero señaló que se atenderán las necesidades de crecimiento que requieran los ya existentes.

17 de Mayo de 2001 | 17:20 | AFP
JERUSALEN.- Israel continuó este jueves sus operaciones militares contra los palestinos, a la vez que al final de la tarde el ministro israelí de Relaciones Exteriores, Shimon Peres, propuso un compromiso sobre la colonización.

Horas antes en Nueva York, el Consejo de Seguridad de la ONU se había reunido de forma urgente para abordar la situación en Medio Oriente, decidiendo que continuará sus consultas antes de adoptar una decisión sobre la situación en la región.

Peres propuso un compromiso sobre la colonización, descartando cualquier nueva anexión de tierras e imponiendo un mayor control a la construcción en los asentamientos existentes. "No tenemos ningún interés territorial alrededor de las colonias. Nos sospechan de querer anexar nuevos territorios y esa no es nuestra intención", afirmó Peres en un canal de televisión privado.

"Es necesario alcanzar un compromiso entre las diferentes posiciones, y espero que ello sea posible, pero no será simple ni fácil", añadió, refiriéndose al informe de la Comisión Mitchell sobre el origen de la violencia, que aboga por congelar totalmente la colonización, pero que el gobierno del Primer Ministro israelí, Ariel Sharon, rechazó.

Interrogado en la televisión, un responsable del Consejo de las Colonias de Judea Samaria (Cisjordania) y de la Franja de Gaza, Uri Ariel, denunció las ideas de Peres. "No aceptaremos jamás vivir en un ghetto en Eretz Israel (la tierra de Israel)", proclamó. El encargado de negocios estadounidense ante la ONU, James Cunningham, declaró que los 15 miembros del Consejo están "seriamente preocupados por el nivel de violencia" entre israelíes y palestinos, que desde el inicio de la Intifada, el 28 de septiembre pasado, ha dejado 537 muertos, en su inmensa mayoría palestinos.

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad, que se reunieron a puertas cerradas durante al menos una hora, simplemente decidieron proseguir con sus consultas antes de decidir alguna acción. La mayoría de los diplomáticos señalaron que el informe de la Comisión Mitchell y la iniciativa egipcio-jordana ya buscan poner fin a la violencia y permitir el reinicio de la negociaciones israelo-palestinas.

En el terreno, cuatro palestinos resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, y varias viviendas resultaron dañadas por bombardeos de tanques israelíes contra el campamento de refugiados de Jan Yunes, en la Franja de Gaza. El Ejército israelí destruyó viviendas en Qarara, un sector autónomo cercano a Jan Yunes, según la agencia de prensa palestina WAFA.

Dos policías palestinos resultaron heridos por disparos de soldados israelíes cerca del poblado de Beitunia, en el oeste de Ramalá, Cisjordania. En el centro de la Franja de Gaza, dos obuses de mortero disparados por palestinos contra la colonia judía de Netzer Hazani cayeron en el patio de una casa sin causar víctimas.

El brazo armado del movimiento integrista palestino Jihad Islámica, Saraya al Qods reivindicó disparos contra colonias de la Franja de Gaza en un comunicado recibido por la AFP en Beirut. La radio pública israelí dio cuenta este jueves, sin mayores precisiones, de críticas en el seno de la jerarquía militar de la estrategia ofensiva adoptada por el gobierno, y denunciada como potencialmente peligrosa y poco eficaz.

Los palestinos "no se rendirán", afirmó en Gaza el Presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, reaccionando a los bombardeos continuos del Ejército. "Los israelíes se han lanzado en una escalada (...) y piensan que pueden forzarnos a rendirnos. Olvidan que somos un pueblo fuerte y que no podrán obligarnos a rendirnos", proclamó.

El sábado, Arafat hablará en El Cairo en una reunión ministerial árabe convocada a su pedido, para discutir sobre el "agravamiento de la situación en los territorios ocupados". Por otra parte, la tensión aumentó en la frontera norte de Israel, luego de que la aviación israelí sobrevolara este jueves el Líbano, por segundo día consecutivo, luego de un ataque contra Israel perpetrado el lunes por el movimiento chiíta libanés Hezbolá.

Entre tanto, el ex Presidente estadounidense Bill Clinton, que hasta los últimos días de su presidencia, que culminó el 20 de enero, se había comprometido personalemente en la búsqueda de la paz entre israelíes y palestinos, se declaró el miércoles en Viena "muy preocupado" por la actual "escalada de violencia", exhortando a las partes a aceptar las recomendaciones del informe de la Comisión Mitchell.

El Parlamento Europeo también "expresó su apoyo a la reivindicación de congelar cualquier actividad de colonización", reclamada por la comisión que preside el ex senador estadounidense George Mitchell. Oficialmente, Israel se declaró dispuesto a no crear nuevas colonias, pero sí responder a las necesidades que surjan del "crecimiento natural" de las ya existentes.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores