Juicio por asesinato de obispo guatemalteco Juan Gerardi se acerca a su fin

En 37 audiencias del juicio iniciado el pasado 23 de marzo se han presentado 104 testigos en la primera fase, y aún quedan pendientes al menos una decena más, pero se prevé que podría haber sentencia en dos semanas.

20 de Mayo de 2001 | 15:38 | AFP
GUATEMALA.- El Tribunal Tercero de Sentencia de Guatemala inicia este lunes las últimas audiencias del juicio contra cinco acusados, incluidos tres militares, por el asesinato del obispo Juan Gerardi, cometido el 26 de abril de 1998.

El presidente del Tribunal, José Cojulún, anunció el pasado viernes que había concluido la presentación de pruebas documentales de la Fiscalía y la coacusadora Iglesia Católica, y sólo resta conocer los documentos de la defensa de los cinco procesados.

El defensor de uno de los militares, el abogado Roberto Echeverría, aseguró a la AFP que cuenta con "unos 20 o 25 documentos, todos cortos, donde reforzaremos la tesis de la inocencia de nuestros clientes", y cuya lectura no tardará ni dos días.

En 37 audiencias del juicio iniciado el pasado 23 de marzo se han presentado 104 testigos -incluidos una veintena de peritos- en la primera fase, y aún quedan pendientes al menos una decena más, pero se prevé que podría haber sentencia en dos semanas.

De acuerdo con el proceso, al finalizar la etapa documental, el Tribunal consultará a las partes procesales si renuncian a los testigos pendientes; de no aceptar, de acuerdo con la ley, se les llamará a testificar.

Luego, el Tribunal consultará a las partes si desean solicitar nuevos medios de prueba, que pueden consistir en testigos, documentos u otro tipo de pesquisas que consideren pertinentes, etapa que según abogados ligados al caso, puede durar entre dos o tres días.

El prolongado juicio oral y público ha enfrentado fuera de la sala de debates a abogados de la defensa contra el fiscal Leopoldo Zeissig y los letrados de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (ODHA), que representa a la Iglesia Católica.

Echeverría ha insistido en calificar de "negligente la investigación de la Fiscalía porque sólo ha traído testigos referenciales y nada consistente que inculpe a ningún acusado en el asesinato de monseñor Gerardi".

Zeissig, por su parte, se apoya en su testigo clave, el indigente Rubén Chanax -actualmente en el exilio-, quien ubicó a los tres militares y al sacerdote Mario Orantes -otro procesado- cerca o en la escena del crimen, en el garaje de la iglesia San Sebastián, en el centro capitalino.

Chanax dormía fuera del garaje y aseguró haber visto a los tres militares y a Orantes, a quienes la fiscalía atribuye haber planificado y ejecutado el brutal crimen del prelado.

El director de la ODHA, Nery Rodenas, declaró a la AFP que "en el juicio se ha logrado demostrar la participación de los acusados en el crimen, hay suficientes pruebas y confiamos en una sentencia condenatoria".

Los militares acusados del delito de ejecución extrajudicial son el coronel (r) Disrael Lima Estrada, ex jefe de Inteligencia Militar; su hijo, capitán Byron Lima Oliva, y el ex sargento militar, Obdulio Villanueva.

Por asesinato es juzgado el sacerdote Orantes, un cercano colaborador de Gerardi, y la ex cocinera de éste, Margarita López, por encubrimiento.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores