Demócratas del Senado EEUU listos para desafiar a Bush

La agenda conservadora del Presidente estadounidense George W. Bush pronto encontrará a un Senado encabezado por los demócratas dispuesto a cuestionar desde la producción de petróleo y los nombramientos judiciales hasta los derechos al aborto y los gastos en la educacuón.

25 de Mayo de 2001 | 08:11 | Reuters
WASHINGTON.- La agenda conservadora del Presidente estadounidense George W. Bush pronto encontrará a un Senado encabezado por los demócratas dispuesto a cuestionar desde la producción de petróleo y los nombramientos judiciales hasta los derechos al aborto y los gastos en la educacuón.

"El mundo se ha volteado de cabeza", expresó el jueves un senador republicano después que su colega James Jeffords, del estado de Vermont, anunció sus planes de desertar del Partido Republicano y dar a los demócratas el control de la cámara.

Demócratas y republicanos se preparaban el viernes para el cambio de escenario, que comenzará a funcionar en alrededor de una semana, cuando Jeffords se convierta formalmente en un independiente.

El líder de los demócratas del Senado, Tom Daschle, en línea para convertirse en nuevo líder de la mayoría de la cámara, hizo un llamado al presidente republicano.

"Fue una conversación cordial", dijo un funcionario de la Casa Blanca. "El presidente dijo que está dispuesto a trabajar con el senador".

El intercambio puede subir de tono muy pronto cuando Daschle presente en el Senado proyectos engavetados hace tiempo, como medidas para una declaración de derechos de los pacientes y el aumento del salario mínimo.

"De la única forma en que vamos a poder cumplir nuestra agenda, la única forma que el gobierno podrá cumplir su agenda, es trabajando en, lo que podemos llamar ahora, una forma tripartidista", dijo Daschle.

NUEVO BALANCE DE PODERES

La deserción de Jeffords cambiará el balance del Senado a 50 demócratas, 49 republicanos y un independiente. El control de los repuiblicanos en la Cámara de Representantes es de 221-210, con dos independientes y dos bancas vacantes.

"La dinámica cambia inmediatamente", dijo Kim Wallace, jefe de analistas políticos de Lehman Brothers. "Regresamos a los poderes compartidos y tendremos, cuando más, duras negociaciones partidistas o volveremos a los estancamientos en que nada se resuelve".

"Esto podría ser bueno para el Presidente Bush", agregó Wallace.

El nuevo Senado encabezado por los demócratas atrasará y hará grandes cambios a algunas de las principales iniciativas de Bush, como el desarrollo de un sistema de defensa antimisiles y la expansión de la exploración de gas natural y petróleo, y afectará sus esfuerzos de nombrar más jueces conservadores en las cortes de Estados Unidos.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores