Toledo y García pelean voto a voto en Perú

Ambos candidatos cumplieron una segunda jornada de proselitismo en el interior del país, tratando de atraer a los electores aún indecisos y que han expresado su intención de sufragar el domingo en blanco.

29 de Mayo de 2001 | 22:24 | Reuters
LIMA.- Los candidatos a la presidencia de Perú, Alejandro Toledo y Alan García, intensificaron el martes sus campañas tratando de arrebatarse cada voto para las que serán una de las más reñidas elecciones de este país.

Ambos candidatos cumplieron una segunda jornada de proselitismo en el interior del país, tratando de atraer a los electores aún indecisos y que han expresado su intención de sufragar el domingo en blanco.

Toledo se preparaba para realizar el martes por la noche un mitin en la ciudad selvática de Iquitos, mientras el ex presidente García continuaba su gira por las norteñas Tumbes, Piura y Chiclayo en encuentros con jóvenes y trabajadores.

Entre tanto en la Plaza Mayor de Lima, frente al palacio de gobierno, un grupo de coloridos brujos junto a un altar lleno de velas y hierbas sagradas, invocaban a los espíritus ayudar en sus campañas al candidato Toledo o al ex mandatario García.

"Vamos a ver quien ganará", dijo el brujo Juan Osco, tomando un elixir amarillo y luego escupiendo sobre las fotos de ambos candidatos en un rito divino.

Toledo y García se enfrentarán el domingo en una segunda vuelta electoral marcada por "una guerra verbal" en que se han enfrascado para lograr votos.

Mientras los partidarios de Toledo acusan a García de tener propiedades no reconocidas y cuentas secretas en bancos, los seguidores del ex presidente recuerdan la cuestionada vida privada de su rival y un presunto consumo de cocaína.

"Atrévete a no regresar al pasado, ese pasado vergonzante de pobreza, desempleo e hiperinflación", dijo Toledo en su último mitin la noche del lunes en la ciudad norteña de Piura aludiendo a la gestión presidencial de García (1986-1990).

"Espero contar con sus votos para un gobierno de concertación en el que puedan reducir sus gastos en servicios públicos, medicinas y educación", afirmó por su parte García, en el departamento de Arequipa, en el sur de Perú.

Faltando pocos días para las elecciones, Toledo encabeza las preferencias, pero García ha acortado su ventaja y su ascenso podría convertir la contienda en una de las más peleadas en la historia de este país andino de 25,7 millones de habitantes.

Según la encuestadora Apoyo, Toledo, quien lleva una campaña presidencial de 18 meses, tiene 41 por ciento de las intenciones de voto y García 38 por ciento.

El avance de García alertó a Wall Street cuando el banco de inversión estadounidense J.P Morgan recortó la calificación de los bonos peruanos por la cercanía de García a Toledo, después que la semana pasada había recomendado comprar los papeles locales ante una posible victoria de Toledo.

La recuperación de García, quien busca reinvindicarse de su cuestionada gestión de gobierno, que dejó al país sumido en una crisis económica y aislado internacionalmente, se debe a su enfático mensaje, a los errores de Toledo y a una campaña de "guerra sucia" en su contra, según analistas.

Mítines y promesas

Mientras Toledo prometía un impulso a la agroindustria y mayores sueldos a los profesores, García ofrecía un gobierno con miles de empleos nuevos en la agricultura, la industria y la construcción.

"Yo no hablo bonito pero chambeo (trabajo) duro y no le robo nada. Conmigo saldremos adelante", exclamó Toledo en el mitin del lunes, mostrándose confiado en ganar la presidencia.

"Yo no veo (a Toledo) como a un adversario; yo le voy a enseñar cómo gobernar, dándoles desarrollo y miles de nuevos empleos", dijo por su parte García, quien parece haber resucitado políticamente tras casi nueve años de exilio en Colombia y Francia.

Estas elecciones presidenciales son las segundas en un año, tras la destitución en noviembre del ex presidente Alberto Fujimori después del estallido de un escándalo de corrupción que acabó con su gobierno.

El candidato que asuma el poder el 28 de julio para gobernar hasta el año 2006 deberá hacer frente a una fuerte recesión, un alto índice de desempleo y una pobreza que afecta a más de la mitad de la población.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores