Bush pide a congreso renovar ventajas comerciales a China

El Presidente de EE.UU., George W. Bush recordó que la renovación de las ventajas comerciales a China interesa a empresas, trabajadores y agricultores de EE.UU., ya que el gigante asiático es un creciente mercado de exportación para este país en prácticamente todos los sectores económicos.

01 de Junio de 2001 | 16:36 | EFE
WASHINGTON.- El Presidente de EE.UU., George W. Bush, solicitó hoy al Congreso la renovación del estatuto de relaciones comerciales normales con China, a pesar de los últimos problemas con ese país, para tratar de consolidar "una relación fuerte y productiva".

En una comunicación enviada al Congreso, Bush resumió las ventajas económicas que para EE.UU. supondrá la renovación del estatuto de relaciones comerciales normales, que China ha disfrutado cada año desde 1980.

Bush recordó que la renovación de las ventajas comerciales a China interesa a empresas, trabajadores y agricultores de EE.UU., ya que el gigante asiático es un creciente mercado de exportación para este país en prácticamente todos los sectores económicos.

El presidente señaló que "los últimos acontecimientos", en referencia a la crisis del avión espía EP-3 y sus 24 tripulantes, han demostrado que EE.UU. y China "no sólo deben hablar claramente de sus diferencias, sino cooperar en las áreas de interés común".

Bush añadió que el comercio "es esencial no sólo para aumentar los niveles de vida de los estadounidenses, sino también para una relación fuerte y productiva con China".

Insistió en que Estados Unidos "tiene un enorme interés en la emergencia de una China económicamente abierta, políticamente estable y segura".

La decisión de Bush fue aplaudida por las organizaciones empresariales, que buscan la ampliación de sus actividades en China, pero fue recibida de forma crítica por algunos miembros conservadores del Congreso.

El incidente del avión espía, cuyos tripulantes estuvieron retenidos durante once días en China, alimentó el tradicional sentimiento antichino de los legisladores más conservadores.

Uno de ellos, Dana Rohrabacher, anunció que tiene intención de presentar una moción contra la decisión de Bush, aunque no parece que tenga posibilidades de prosperar.

El secretario norteamericano de Estado, Colin Powell, aseguró que la decisión de Bush "no es un apoyo de las políticas de China, algunas de las cuales entran claramente en conflicto con los valores y puntos de vista de Estados Unidos".

La decisión, tanto por motivos políticos como económicos, sirve a los intereses de EEUU, señaló Powell, en un artículo publicado hoy en el diario "The Washington Post".

El Congreso autorizó el año pasado conceder a China el estatus de relaciones comerciales normales permanentes, dentro del acuerdo comercial concluido en 1999.

Pero el acuerdo dependía de que el Gobierno chino concluyera sus negociaciones para la entrada en la Organización Mundial de Comercio (OMC), algo que todavía no ha ocurrido, por lo que es necesario la renovación anual.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores