FARC liberó a cuatro policías tras "acuerdo humanitario" con Gobierno

Los uniformados fueron entregados en una zona montañosa de Tolima por el comandante "Jerónimo" del frente "Adán Izquierdo" de la guerrilla, que los mantenía en su poder desde el 5 de abril del año pasado.

05 de Junio de 2001 | 17:32 | EFE
CALI.- Un coronel, un teniente y dos agentes de la Policía colombiana cautivos de las FARC desde abril de 2000 fueron entregados hoy por esa guerrilla a una comisión humanitaria encabezada por el alto comisionado para la Paz, Camilo Gómez.

La entrega tuvo lugar en un paraje del páramo de Las Hermosas, en la cordillera central andina, lugar al que llegaron helicópteros en los que viajaban el comisionado Gómez, el coordinador en Colombia del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), el francés George Comninos, y varios médicos.

Los policías liberados fueron capturados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el 5 de abril del año pasado tras ser derribado el helicóptero en el que participaban en una operación antidrogas cerca de Tuluá, en el departamento del Valle.

Tres de los policías que viajaban en el aparato murieron y los guerrilleros tomaron cautivos al coronel Alvaro Acosta, gravemente herido, al teniente Raúl Ruiz Marín, al técnico de vuelo Harold González y a José Murillo.

Gómez y delegados de las FARC firmaron el sábado en la zona neutral del sur del país un documento de "acuerdo de intercambio humanitario" que supone la puesta en libertad de 39 soldados o policías enfermos y de 15 rebeldes presos en similares condiciones de salud.

Las FARC y el Gobierno del Presidente Andrés Pastrana celebran negociaciones con vistas a la firma de un acuerdo de paz desde octubre de 1998 en la zona de distensión (desmilitarizada) de 42.139 kilómetros cuadrados de los departamentos de Meta (este) y Caquetá, en selvas amazónicas del sur.

"Los uniformados fueron entregados en una zona montañosa del Tolima por el comandante 'Jerónimo', del frente 'Adán Izquierdo' de las FARC, que los mantenía en su poder desde el 5 de abril del año pasado", señaló un comunicado oficial difundido en Bogotá.

"Jerónimo" y el también comandante Pablo Catatumbo, de la guerrilla más antigua y numerosa del país, con casi 40 años de lucha armada, intervinieron en dos puntos del mismo páramo de Las Hermosas en la primera entrega de los uniformados rehenes de esa agrupación.

El coronel Acosta, gravemente enfermo por una lesión en la columna vertebral desde el día en que fue abatido su helicóptero, se había convertido en el símbolo de los más de cuatro centenares de uniformados de las Fuerzas Armadas cautivos de las FARC.

Camilo Gómez destacó la concreción del "acuerdo de intercambio humanitario" y de los convenios con las FARC, y dijo que se trata del "primer paso del acuerdo de paz con contenido humanitario firmado el pasado sábado y demuestra que los acuerdos sí se pueden hacer y se pueden cumplir".

Por su parte, el teniente Raúl Ruiz Marín, el primero de los cautivos en hacer declaraciones a periodistas, dijo que se dirigía "a quienes se quedan" en cautividad para que "recuerden que sus familias los esperan".

Ruiz relató que "estábamos durmiendo cuando, el domingo por la mañana, llegó el comandante y nos dijo que íbamos a ser liberados junto con el coronel Acosta. Es difícil describir lo que uno siente en ese momento porque llevábamos 14 meses esperándolo, deseándolo y soñando ver a la familia, creyendo en la esperanza de libertad, una palabra difícil de describir pero que abarca muchas cosas".

Desde Asunción, el Presidente colombiano, Andrés Pastrana, expresó hoy "toda la satisfacción del Gobierno" por la liberación en su país de los cuatro integrantes de la Policía.

"Es el primer paso de la liberación de buena parte de los soldados y policías después de la firma del acuerdo humanitario que hicimos el pasado fin de semana con la guerrilla", agregó Pastrana.

El gobernante dijo que ese acuerdo y la liberación del primer grupo de cautivos constituyen una "clara demostración de la voluntad de consolidar el proceso de paz en que están comprometidos los colombianos".

El director de la Policía, general Luis Ernesto Gilibert, se mostró "complacido" por la liberación de los cuatro integrantes de la Policía, e hizo "un reconocimiento a estos hombres que lograron soportar esta difícil prueba. Seguramente de esta experiencia y sus vivencias sacaremos cosas muy positivas".

El comandante de las Fuerzas Militares, general Fernando Tapias, sin embargo, señaló que "la verdadera voluntad de paz se expresa cuando no se secuestra, cuando no se extorsiona y cuando no se asesina".

Mientras Tapias pedía a las FARC la puesta en libertad de "todos los secuestrados", el coronel Acosta y sus compañeros de cautiverio ingresaban en la Clínica Valle del Lili, de Cali, para ser atendidos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores