Nuevos brotes de violencia racial en Gran Bretaña

Cuadrillas de jóvenes asiáticos chocaron el miércoles por la madrugada con policía antidisturbios en un suburbio de la ciudad británica de Leeds, en el segundo brote de violencia de este tipo ocurrido en el norte del país en poco más de una semana.

06 de Junio de 2001 | 08:16 | Reuters
LEEDS.- Cuadrillas de jóvenes asiáticos chocaron el miércoles por la madrugada con policía antidisturbios en un suburbio de la ciudad británica de Leeds, en el segundo brote de violencia de este tipo ocurrido en el norte del país en poco más de una semana.

Los 300 jóvenes, en su mayoría descendientes de inmigrantes de Bangladesh, lanzaron bombas incendiarias, destruyeron 25 vehículos y prendieron fuego a una tienda antes de que se restableciera una tensa calma en la zona tras siete horas de batalla campal, en la víspera de las elecciones generales en el Reino Unido.

Los testigos dijeron que el origen de los disturbios está relacionado con informes de que la policía había actuado con excesiva violencia contra un hombre de Bangladesh detenido el fin de semana por un leve incidente de tráfico.

``Todo está tranquilo ahora'', dijo un portavoz policial a Reuters. ``Ya no queda nadie en las calles''.

Sin embargo, policías antidisturbios seguían patrullando las calles, que quedaron cerradas al tráfico ante un posible rebrote de los disturbios.

``Cuatro personas fueron detenidas y se planean más arrestos'', dijo Grahame Maxwell, asistente del jefe de la policía a cargo de las operaciones en West Yorkshire.

Según Maxwell, la violencia, que dijo que fue planeada por activistas, comenzó en el suburbio, de mayoría asiática, y se propagó cuando la policía fue requerida para que investigara un ataque con una bomba incendiaria y no encontró nada.

``Sin embargo, éste parece haber sido el comienzo de un ataque premeditado contra los agentes de policía que entraron en la zona'', dijo Maxwell.

Los testigos dijeron que los atacantes quemaron barricadas, secuestraron vehículos y los incendiaron en las calles. Al menos dos policías resultaron heridos en la refriega.

El suceso ocurrió justamente a una semana de tres noches seguidas de violencia entre blancos y asiáticos en Oldham, a sólo 65 kilómetros, también una zona donde viven muchos inmigrantes de Bangladesh y Paquistán.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores