Menem en su hora más difícil

La decisión de la justicia de detenerlo ha sido la peor noticia que recibe el ex presidente desde la muerte de su hijo Carlos, en 1995, en un accidente de helicóptero.

07 de Junio de 2001 | 10:58 | EFE
BUENOS AIRES.- Carlos Menem, el hombre que ejerció el poder en Argentina durante la última década y dedicó su vida a una carrera política que parecía no tener fin, afronta hoy su hora más difícil.

La decisión de la justicia de detenerlo como presunto jefe de una asociación ilícita que vendió ilegalmente armas a Ecuador y Croacia durante su mandato ha sido la peor noticia que recibió Menem desde que en 1995 su hijo Carlos murió en un accidente de helicóptero.

Casado el sábado 26 de mayo pasado con Cecilia Bolocco, de 36 años, el dirigente que gobernó en Argentina entre 1989 y 1999 y que el 2 de julio cumplirá 71 años, quedará bajo arresto domiciliario sin haber podido pasar la luna de miel junto a su esposa.

Menem, quien gusta definirse como un "animal" político, siempre vio cómo los escándalos ocurridos durante su gobierno estallaban a su alrededor, sin implicarlo directamente.

Desde el 10 de diciembre de 1999, día en que dejó la presidencia a Fernando de la Rúa después de dos mandatos consecutivos, comenzó a trabajar para volver a la Casa de Gobierno en el 2003 y retuvo la jefatura del Partido Justicialista (peronista), el mayor de la oposición.

Si bien ya había sido encarcelado, su primer cautiverio se produjo tras el golpe militar de 1976, mientras era gobernador de la norteña provincia de La Rioja, su tierra natal, cargo que ocupó en tres ocasiones.

En esa primera detención, Menem estuvo preso en buque, luego pasó a un penal militar y después quedó en régimen de libertad vigilada, desde 1978 hasta 1982, en las postrimerías del régimen militar (1976-1983).

Fue en La Rioja donde este abogado descendiente de musulmanes edificó su carrera política y se hizo conocido en todo el país con sus características patillas, a las que dejó crecer para emular a los caudillos montoneros riojanos.

Con el partido fundado por Juan Domingo Perón en 1946 alineado detrás de su candidatura, Menem fue elegido presidente el 14 de mayo de 1989 por abrumadora mayoría y heredó el país en una situación económica crítica, golpeado por la "hiperinflación".

Contra lo que había sido la política promovida por el peronismo, puso en marcha un duro plan económico de liberalización del mercado de precios y cambios y privatizó empresas del sector público para frenar el déficit estatal.

En 1990 sufrió un intento de golpe de Estado por parte de un grupo de militares que fue controlada por fuerzas leales y ese mismo año indultó tanto a los comandantes de la última dictadura como a otros protagonistas de la violencia política de los últimos años en Argentina.

En el plano internacional reanudó las relaciones diplomáticas con Gran Bretaña, rotas por la Guerra de las Malvinas (1982), y en 1991 firmó junto a los jefes de Estado de Brasil, Paraguay y Uruguay la constitución del Mercado Común del Sur (MERCOSUR).

En 1993, acordó junto a la centenaria Unión Cívica Radical una reforma de la Constitución de 1853 que, entre otros aspectos, le permitió la posibilidad de ser reelegido.

Menem logró su objetivo en las elecciones del 14 de mayo de 1995, lo que se entendió como el apoyo de las castigadas clases populares a una gestión económica basada en el férreo control de la inflación, a partir de la paridad entre el peso y el dólar estadounidense.

Aficionado a los deportes y con fama de mujeriego, después de varias crisis matrimoniales en mayo de 1990 se separó de su esposa Zulema Yoma, con la que tuvo dos hijos, Carlos y Zulema.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores