Sentencia contra presuntos asesinos de obispo guatemalteco se conocerá hoy

De esta manera, se clausurará el largo juicio iniciado el 23 de marzo pasado y que se llevó a cabo bajo fuertes tensiones provocadas por amenazas de muerte, y atentados contra los funcionarios judiciales y otros participantes en el proceso.

07 de Junio de 2001 | 12:22 | AFP
GUATEMALA.- El Tribunal Tercero de Sentencia de Guatemala dictará hacia la medianoche de este jueves la sentencia contra cinco acusados -tres militares, un sacerdote y una cocinera- por el asesinato del obispo Juan Gerardi, perpetrado el 26 de abril de 1998.

En la audiencia 46 de este jueves, tras declarar el último acusado, el capitán Byron Lima Oliva, el presidente del Tribunal José Cojulún convocó a las partes para las 23:30 horas locales (05:30 horas GMT del viernes), hora en que dictará sentencia.

De esta manera, el presidente del Tribunal, José Cojulún, clausuró el largo debate iniciado el pasado 23 de marzo y que transcurrió bajo fuertes tensiones, provocadas por amenazas de muerte y atentados contra los funcionarios judiciales y otros participantes en el proceso.

Durante las 45 audiencias celebradas, desfilaron más de 100 testigos y peritos, fueron leídos unos 80 documentos y proyectadas unas 60 horas de videos sobre el caso. Además, se practicaron reconocimientos judiciales a una cárcel y una tienda, cerca de donde fue ultimado el obispo.

Entre los testigos, se destacaron el ex Presidente Alvaro Arzú (1996-2000), dos ex ministros de la Defensa, un grueso grupo de militares, un ex general peruano, cuatro presos, sacerdotes españoles, un costarricense y un obispo guatemalteco, así como un grupo de indigentes.

El "testigo clave" del caso es el indigente Rubén Chánax -ahora en el exilio- quien acusó al sacerdote Mario Orantes y a los tres militares de haber estado cerca o dentro del garaje de la casa cural de la iglesia San Sebastián, donde fue brutalmente asesinado Gerardi.

El pasado martes, Zeissig y el abogado Mynor Melgar, de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (ODHA), que representa a la coacusadora Iglesia Católica, pidieron una pena de 30 años de prisión contra el coronel (r) Disrael Lima Estrada, ex jefe de Inteligencia Militar; su hijo, el capitán Byron Lima Oliva; el ex sargento militar, Obdulio Villanueva y el sacerdote Mario Orantes, por el delito de ejecución extrajudicial.

Además, Zeissig solicitó al Tribunal aplicar una pena de tres años de prisión a la ex cocinera del religioso, Margarita López, por encubrimiento.

La defensa de los procesados, al presentar sus conclusiones el miércoles, sostuvo que durante todo el juicio no hubo ninguna prueba directa contra los acusados y pidieron la absolución de sus clientes.

La defensa desvirtuó el testimonio de Chanax, al que definió como un testigo falso de la Fiscalía y resaltó que "sólo vino a mentir" y que en cada una de sus tres declaraciones cambió el testimonio.

Por su parte, Lima Estrada, Lima Oliva, Orantes, Villanueva y López, al hablar por primera vez en el juicio, se declararon inocentes de los cargos que se les imputan, y pidieron su inmediata libertad.

Gerardi fue asesinado a golpes el 26 de abril de 1998 en la cochera de la casa cural de San Sebastián, en el centro de la capital guatemalteca.

El crimen ocurrió apenas dos días después de presentar el informe de una investigación que dirigió sobre los crímenes de lesa humanidad cometidos durante los 36 años de guerra interna en Guatemala (1960-1996), la mayoría de los cuales fueron atribuidos a las Fuerzas Armadas.

El crimen de Gerardi generó un clamor internacional para establecer la verdad, incluido el del Papa Juan Pablo II, quien la semana pasada se pronunció sobre el tema y exaltó la labor social que realizó el obispo guatemalteco.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores